[Entrevista] Marta Poveda (‘Mercado Central’): «El engranaje con todo el equipo ha sido un privilegio y una gran oportunidad de aprendizaje»

Marta Poveda

Entrevista a Marta Poveda, actriz a la que vimos en ‘Escenas de Matrimonio’, ‘La pecera de Eva’ y ahora en ‘Mercado Central’ y ‘Antidisturbios’

Marta Poveda sintió la pasión por la interpretación cuando su madre la apuntó a una escuelas de artes escénicas, desde entonces su pasión por el teatro ha ido en aumento. Vivió la enorme fama que le otorgó interpretar a Berta en ‘Escenas de Matrimonio’ y más tarde dando vida a La López en ‘La pecera de Eva’. Ahora se encamina a despedirse para siempre de Lorena en ‘Mercado Central’, una serie que cerrará sus puertas próximamente mientras disfruta de las críticas positivas tras el estreno de ‘Antidisturbios’. Hemos tenido la ocasión de hablar largo y tendido con la actriz para repasar su trayectoria interpretativa, sus grandes papeles y lo que le espera en un futuro.

  • Empecemos por el principio, ¿en qué momento te diste cuenta que tu futuro estaría enfocado a la interpretación?

Con 16 años pasé por una especie de trance depresivo y mi madre, que es muy lista, me matriculó en una escuela de artes escénicas. A partir de entonces todo fue teatro.

  • Has tenido la suerte de encarnar a personajes en cine, televisión y teatro, ¿en qué modalidad artística te sientes más cómoda?

Me siento igualmente cómoda en cualquier modalidad, son disciplinas diferentes aunadas por el mismo objetivo: contar la historia. Lo que no puedo negarte es que el teatro es mi medio natural. Es el espacio donde verdaderamente eres el único responsable de lo que está sucediendo en ese instante. Eres emisor de emociones y reflexiones en directo. Aquí, ahora. Esa sensación no tiene precio. No se parece a nada.

  • Después de varios personajes episódicos en series de televisión, ¿cómo fue interpretar a Berta en ‘Escenas de Matrimonio’?

Un aprendizaje a contrarreloj. Compaginaba el rodaje diario (muchas horas) con los ensayos, las funciones y la gira de “El burlador de Sevilla” que produjo La Abadía. Fue un gran entrenamiento físico y mental. Aprendí a gobernar con soltura mi concentración y mi energía. Pasar por aquella etapa profesional también me enseñó a tomar una conciencia muy clara del tipo de carrera que quería labrarme. Y conocí a profesionales estupendos.

  • La serie trasformó el prime time español al incluirse en el Access prime time, ¿cómo fue el boom que vivisteis con ‘Escenas de matrimonio’?

Pasé por aquello de ser reconocida cada dos pasos, pero tampoco le di mucha bola a la experiencia. Cuando salía de las funciones me esperaba un grupo de personas para pedirme fotos y autógrafos. Los recibía con mucho agradecimiento.

Recuerdo vagamente que me ofrecieron alguna rareza tipo montajes para la prensa sensacionalista y desnudos en portadas de alguna revista, invitaciones a eventos que no conocía… cosas que para mi eran de otro planeta… En mis días libres me iba a mi casita en el monte… y montaba a caballo todo el día. Así que no aproveché mucho ese filón si es que hubiera habido algo que aprovechar, que tampoco lo sé…

  • Te recordamos también por ‘La pecera de Eva’ que trataba temas difíciles de los adolescentes, ¿cómo fue tu etapa en esta serie tan querida por el público?

Me siento afortunadísima de haber pasado por aquella producción. Todo lo que recuerdo es formidable. El concepto de trabajo era muy interesante y complejo. El guion era una estructura base que los actores teníamos que desarrollar improvisando cada secuencia. Tenías que ir con todo muy atado para luego poder jugar en cada toma. El equipo se entregaba al máximo. Coincidí con actores, directores, guionistas y técnicos muy potentes y me quedé con uno de mis personajes favoritos, La López.

  • ¿Qué te llevas de interpretar a La López? ¿Cómo la describirías?

Me llevo la posibilidad de interpretar ante la cámara con una gran libertad. Del trabajo de indagación en un personaje lleno de heridas que quiere sanar a través de sanar las heridas de los demás. El atractivo de abordar un personaje extremadamente generoso desde la desconfianza, la fragilidad, el arrojo y el dolor. Un trabajo de investigación en casa sobre las patologías de mi personaje y de los personajes que ella trataba en sus consultas que por supuesto me ofreció una mirada más amplia y respetuosa hacia el mundo. El orgullo de trabajar una ficción de corte social.

López era un personaje lleno de bondad, de humor a veces cáustico, a veces ingenuo. Luchaba por civilizarse pero le resultaba imposible sacar el potro desbocado que llevaba dentro, la macarra barriobajera incorregible. Su capacidad para acercarse a los adolescentes desde el reto, y bajo el mismo rasero era su baza principal para ganárselos; se embarraba con ellos y se igualaban, así que el viaje era recíproco y generaba lealtad mutua.  Un ejemplo de mujer que se reconstruye desde un lugar fascinante: la cultura y el compromiso social. Te diría mil cosas más de La López… Me emociona recordarla…

  • Centrándonos en el presente más inmediato, ahora podemos verte todos los días en ‘Mercado Central’, ¿cómo fue tu incorporación a esta serie?

Se lo tengo que agradecer a Álvaro Haro, que me vio en el María Guerrero encarnando a la Nastasia de El Idiota y me convocó a audicionar para Lorena. Joan Noguera, el director e la serie confió, y tuve la suerte de entrar en ese equipo.

  • ¿Cómo es Lorena de la Cruz?

Una inadaptada por naturaleza. Incapaz de amoldarse a un mundo en el que no se sentía libre… la hija pequeña de una familia adinerada y muy conservadora que se veía coaccionada a la hora de desarrollarse como artista y como ser humano. Decide largarse de España y conocer mundo, pero sin darse cuenta el lado oscura la embauca y la fagocita. Cae en las drogas.

Pero los De la Cruz son gente fuerte y persistente, así que resurge de sus cenizas y vuelve a Madrid a redimirse y a pagar por todo el sufrimiento que ha causado a quienes la querían. Es aquí donde vemos a una Lorena arrepentida, culpable e insegura en contraposición con su carácter luminoso, irremediablemente empático, valiente, divertido, suspicaz…

  • ¿Qué ha supuesto interpretar a Lorena durante tantos episodios en ‘Mercado Central’?

Más allá de vivir la  oportunidad de currar a destajo en plató y en casa, de vivir esa experiencia casi militar de estar en una serie diaria; he tenido  el placer de expandir al personaje desde la esencia que yo le he querido aportar. Porque así me lo ha permitido Joan Noguera y mis compañeros de guion, a los que seguramente he vuelto un poco locos…

Me desharía en halagos hacia el equipo humano que forma la productora Diagonal y te aseguro que no estoy dorando ninguna píldora.

También ha sido único para mí, vivir el desarrollo de una historia de amor que se ha gestado durante un año, casi a tiempo real, con un compañero de la talla de Jesús Olmedo, el actor más disciplinado que he visto en mi vida pisar un plató. Y uno de los mejores compañeros que me he encontrado en mi carrera. Esa trama amorosa se agarró desde un punto nada idealizado. Dos perdedores emocionales que jamás se imaginarían juntos y que poco a poco el amor crece con tanta intensidad que, a pesar de tener que atravesar muchas barreras, deciden  lucharlo porque no quieren vivir el uno sin el otro.

Y ya si te hablo del resto del elenco… imagínate, cada día codo con codo con actores de primera división. El engranaje con todo el equipo, sea de la competencia que fuera, ha sido un privilegio y una gran oportunidad de aprendizaje. En resumen, ha sido único.

  • ¿Es más gratificante un personaje de largo recorrido donde observar su evolución y desarrollo?

Bueno, cada proyecto es un mundo. Pero no hay muchas oportunidades, como tú dices de tener personajes de largo recorrido. Con La López y con Lorena yo he tenido esa oportunidad, y al contar con una base tan construida, tienes la libertad de jugar con el personaje y bailar con todo lo que  te echen. Es un gusto, sí.

  • ¿Cambia el ritmo de trabajo de una ficción diaria a una emitida en prime time?

Desde luego. El ritmo de diaria es maratoniano. El encanto es que como actor te juegas mucho en prácticamente una sola oportunidad. Es decir, una toma. Eso te obliga a estar muy alerta y no dejar escapar ni el vuelo de una mosca. Es un salto al vacío cada día. Por otro lado no tienes ni un día libre, porque si no estás grabando, estás estudiando o preparando las secuencias. Es un trabajo de enorme implicación que puede hacerte sufrir mucho o disfrutar mucho. Yo lo he disfrutado del primer al último día.

  • Ya habéis grabado el final de ‘Mercado Central’, ¿cómo ha sido despedirte de Lorena y el resto de compañeros?

Triste y emocionante. Ha sido un cierre abrupto en un momento en el que todos estábamos disfrutando de la labor que estábamos haciendo y recibiendo una respuesta preciosa de la audiencia. Se nos mezclaron muchas emociones… la pérdida, el miedo al vacío del paro, la frustración. Pero todos somos personar curtidas y entendemos que la industria es así de incierta. Nos dedicamos a esto sabiendo que que el mañana es una interrogación constante.

Disfrutamos de lo que nos ofreció la vida y ahora estamos fuertes y llenos de brillo y energía para seguir adelante.

Y Lorena… bueno… Lorena se viene conmigo.

  • También te hemos visto en ‘Antidisturbios’, la gran apuesta de Movistar+ para esta temporada, ¿qué vamos a encontrar en esta serie?

Un ritmo y una tensión endiabladas, un guión implacable, una estética adictiva,  un elenco en estado de gracia para contar una historia que saca la violencia casi “biológica” de cada ser humano. UN SERIOTE.

  • ¿Cómo es el personaje que interpretas? ¿qué puedes contarnos sobre ella?

Marian es una miembros de la UIP, llega a un equipo lleno de testosterona acostumbrada a bregar en un entorno muy áspero. Se adentra en una relación con uno de sus compañeros y la cosa se pone bastante complicada. Poco más puedo contar…

  • Y ya, por último, ¿qué otros proyectos tiene entre manos Marta Poveda en el futuro que puedas desvelarnos?

El 27 de noviembre estrenamos Macbeth, el montaje que estábamos preparando con Gerardo Vera antes de que el Coronavirus se lo llevara. Hemos seguido adelante con el montaje bajo la dirección ahora de Alfredo Sanzol. Tengo el privilegio de interpretar a Lady Macbeth y de darle la réplica a Carlos Hipólito, Mapi Sagaseta, Agus Ruiz, Jorge Kent, Alejandro Chaparro… En fin, soy una suertuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *