[Entrevista] Víctor Palmero (‘La que se avecina’): «Alba va a vivir algo muy especial con otro de los personajes principales»

Víctor Palmero

Entrevista a Víctor Palmero, actor al que hemos visto muchas veces sobre las tablas de un escenario y también en series de éxito como ‘Con el culo al aire’ y ‘La que se avecina’ donde interpreta a Alba Recio

Víctor Palmero tenía claro desde pequeñito que quería dedicarse a la actuación. Le hemos visto en series de televisión como ‘Unión musical Da Capo’ o ‘Con el culo al aire’ donde se inicio en esta profesión. Mezclando su pasión delante de las cámaras por su incursión triunfal en el teatro, ha protagonizado obras de teatro aclamadas por la crítica y el púbico como ‘Atrapados’ o ‘Clímax’. Ahora le reconocemos por da vida a Alba, la hija transexual de Antonio Recio en ‘La que se avecina’ que promete nuevas aventuras en la temporada 12. Mientras tanto ha estrenado el monologo ‘Johnny Chico’ y ha tenido tiempo para hablar con nosotros y repasar su trayectoria profesional, saber cómo ha vivido su paso por diferentes medios artísticos y qué le deparará el futuro a partir de ahora.

  • Pregunta obligada para cualquier actor: ¿cómo nació tu pasión por la actuación? ¿siempre supiste que querías seguir esta profesión o fue de casualidad?

Soy de un pequeño pueblo de Castellón llamado Onda, adoro mi tierra, pero como es sabido en los pueblos no suelen pasar cosas muy emocionantes. Lo que más me gustaba que me regalaran cuando era un niño eran películas, me encantaba “La historia interminable”, “Dentro del laberinto” o “El guardián de las palabras” … películas en las que chavales normales se adentraban en mundos de fantasía y vivían aventuras increíbles.

Yo quería vivir todas esas aventuras y conforme fui creciendo me di cuenta de que ser actor era la llave de entrada a todos esos mundos fantásticos o al menos, más emocionantes que la realidad que me rodeaba. Siempre hubo algo latente dentro que quería remover al mundo y captar la atención de la gente. El por qué no lo sé, creo que fue algo innato.

  • Ha pasado tiempo y muchos proyectos por medio, pero ¿qué recuerdos tienes de tus inicios en ‘Unión musical Da Capo’?

Para mí fue un aprendizaje y un golpe de realidad. Tengo recuerdos muy bonitos y guardo una estrecha relación con mis compañeros que ahora son amigos. En cuanto a lo del golpe de realidad supongo que me refiero a que es donde me di cuenta de que esto es un trabajo, que el guion hay que trabajarlo… Tenía 19 años y venía de la escuela de teatro de Onda, donde descubrimos la interpretación jugando. Aunque nunca he dejado de jugar, sí he necesitado madurar de cara a la profesión en muchos aspectos mediante la experiencia, Da capo me ayudó mucho en esto.

  • No tardaste de afincarte en Madrid para triunfar con la comedia ‘Con el culo al aire’, ¿cómo llegaste a la serie?

La directora de casting Juana Martínez vino a hacer pruebas a la Escuela de Arte dramático en Valencia y allí nos conocimos. Hice varios castings que además coincidieron con mi primera aparición en tv nacional en Física o química, donde mi personaje llamó mucho la atención, aunque esta vez en drama. Creo que la mezcla de eso y que siempre me encantó hacer reír a la gente que me rodeaba, fueron la combinación perfecta para que me seleccionaran para el papel.

  • ¿Qué puedes contarnos sobre Dani, el personaje que interpretaste durante las tres temporadas que duró la serie?

Dani era un personaje muy tierno, un chaval muy inocente que nunca las veía venir, un quiero y no puedo. La comicidad del personaje era precisamente esa parte, la desesperación de alguien bueno que a pesar de que hacía todo lo que podía para ser feliz, siempre daba un paso adelante y dos atrás. Le guardo mucho cariño.

  • Entre medias de proyectos en televisión, también te subías a las tablas del teatro, ¿cómo fue la experiencia teatral en la obra ‘Atrapados’?

Siempre me encantó hacer teatro y aunque llevaba ya un par de años en Madrid, todavía no había tenido la oportunidad de subirme a las tablas y era algo que me hacía mucha ilusión.

Di todo en el casting en el que además conocí a Eva Isanta, improvisamos unas escenas y recuerdo que fue un flechazo con ella y con el equipo de la obra (Alejandro Melero, Isidro Romero y Paco Rodríguez) con quienes además trabajé después durante años en varios montajes como “Dímelo al oído” o “Clímax”. Al estreno de Atrapados vinieron Laura y Alberto Caballero, directora y productor de LQSA, creo que Alba existe gracias a esa obra.

  • Hablando de ‘Clímax’, ¿cómo te organizaste para estar en esta obra que ha sido éxito de crítica y público durante tanto tiempo?

Cuando alguien disfruta haciendo algo se las ingenia como puede para compatibilizar horarios y yo disfrutaba mucho haciendo Clímax. No sólo por la función que era divertidísima sino también por el buen rollo entre equipo y compañeros.

Ha pasado mucha gente por la función y Alicia Fernández y yo aguantamos allí como jabatos, aunque también hubo mucha gente más maravillosa con quien guardo recuerdos increíbles de la gira o del Teatro Alfil como Jose Sospedra, Bera Hernández, Boré Buika, María González y muchos otros.

Hubo momentos en los que lloramos literalmente de la risa sobre el escenario saliéndonos de personaje y el público aplaudía como loco. Es precioso cuando en un directo la gente entiende que no eres una máquina, empatiza y ríe contigo.

  • Apareciste en el último episodio de la temporada 8 de ‘La que se avecina’ pero tu personaje se quedó en Mirador de Montepinar. ¿Qué es lo más recuerdas de tu incorporación a la serie?

Recuerdo todo, desde la llamada para participar que me pilló en el metro, a la conexión con Laura Caballero y el equipo… Recuerdo estar sentado en el comedor de los Recio con la peluca y quedarme anonadado mirando alrededor. Estaba en un lugar que había visto muchísimas veces en televisión, en casa, era una sensación extraña y familiar.

  • ¿Cómo te preparaste para dar vida a Alba Recio, la hija transexual de Antonio?

Tuvimos muy poco tiempo, apenas un par de días, recuerdo que mi planteamiento inicial fue: “Víctor, ¿cómo serías si fueras una mujer?”. Me planté frente a un espejo y empecé a probar voces, gestos, el verme maquillado y vestido ayudó mucho y también el cariño y ganas con las que Laura recibió el personaje.

Ella me ayudó mucho y entonces volví a hacer aquello que hacía cuando empecé en la escuela de teatro: volví a jugar. Alba nació jugando en los platós de LQSA y cuando uno juega arriesgando, disfrutando y desde el cariño, acostumbra a ganar.

  • Aunque la mayoría han elogiado tu interpretación de Alba, otros la han criticado por ser un personaje transexual. ¿Cómo te enfrentas a estas críticas?

Críticas va a haber hagas lo que hagas, es muy complicado encontrar unanimidad en todo lo que se hace. Empatizo con la gente que en un momento dado pueda llegar a haberse sentido molesta, pero pienso que es una serie que no pretende dar ejemplo de nada sino entretener. Quiero pensar que existe una madurez en el público que nos ve, que cada uno en su casa sabe qué sí y qué no.

  • Nos queda por ver la segunda mitad de la temporada 12 y habrá un cambio de escenario donde los vecinos se trasladarán a un nuevo edificio. ¿Qué puedes avanzarnos de los episodios que aún no se han emitido?

Va a haber una trama heavy que va a tambalear los cimientos del personaje hasta llevarlos al límite, la imaginación de los guionistas es increíble. Alba va a vivir algo muy especial con otro de los personajes principales.

  • ¿Te gustaría seguir formando parte del elenco en la temporada 13?

Claro, tengo ganas de ver cómo continúa la trama de la que os hablo y disfruto mucho trabajando en comedia.

  • Has estrenado el monólogo ‘Johnny Chico’, ¿qué puedes contarnos sobre él?

Es un proyecto con mucha implicación personal a todos los niveles, para mí el más especial en teatro hasta la fecha. Es una oda fuckgender que lanza el mensaje de que da igual el pronombre él o ella, de que todos somos lo mismo cuando nos desnudamos, de lo que habita bajo la piel.

Johnny es un monólogo tremendamente crudo, pero también lleno de magia y emoción, tiene momentos cómicos, musicales… consigo trabajar en un sólo cuerpo múltiples personajes, géneros, acentos… como actor es una auténtica gozada.

El equipo lo forman los que fueron mis profesores de teatro cuando era adolescente (Eduard Costa y Coque Serrano) y hemos recibido mensajes preciosos de los espectadores que la han visto. Estoy deseando que la situación mejore para poder llevar el mensaje a tantos sitios como pueda.

  • Y, por último, ¿qué otros proyectos le esperan a Víctor Palmero en el futuro de los que puedas hablarnos?

Sigo en gira con Johnny, también con la obra de teatro “Háblame” junto a María Garralón y Raquel Infante, en unos meses volveremos a rodar LQSA y sigo escribiendo, esperando llamadas, haciendo castings. Y sobre todo y aunque algo más crecidito, sigo manteniendo vivo a aquel niño que quería volar a lomos de un dragón blanco como en la Historia interminable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *