Miguel Antelo

[Entrevista] Miguel Antelo (‘Frozen’): «No puedo sentirme más orgulloso y agradecido de doblar a Olaf»

Entrevista a Miguel Antelo, director de teatro, actor de musicales, cantante y muy reconocido como actor de doblaje al que hemos escuchado prestando su voz a Olaf en ‘Frozen’ o en series como ‘Sabrina’, ‘Por trece razones’, ‘Titans’, ‘Sex Education’ o ‘Katy Keene’

Miguel Antelo es director de teatro, actor de musicales, cantante y actor de doblaje. Ha estado en musicales tan importantes como ‘Mamma Mía!’, ‘Peter Pan’, ‘Aladdin’ o ‘40 el musical’, aunque siempre tuvo en mente su participación como actor de doblaje. Es en esta faceta donde más le reconocemos ya que en los últimos años se ha labrado una prometedora carrera. Su boom llegó al doblar al simpático muñeco de nieve en las dos películas de ‘Frozen’, compaginándolo con series de televisión como ‘Por trece razones’, ‘Las escalofriantes aventuras de Sabrina’, ‘Sex Education’, ‘Titans’ o ‘Katy Keene’ donde también ha ejercido de director. Hemos tenido la oportunidad de hablar abiertamente con él para repasar el fenómeno fan surgido a raíz de las películas de Disney, su trayectoria en el mundo del doblaje y los nuevos proyectos que le esperan muy pronto.

  • Director de teatro, actor de musicales, cantante y actor de doblaje, ¿cómo puedes desarrollar tu pasión en tantas artes diferentes? 

Siempre he sido una persona muy inquieta y polifacética en el ámbito artístico; me encanta investigar y poder expresarme a través de diferentes disciplinas, siempre hay cosas nuevas que aprender y oportunidades de evolucionar.

No me considero excepcional en ninguna de ellas, pero me defiendo bien en casi todas. Me apasiona contar historias, ya sea a través de mis canciones, mis libros o mis obras de teatro, o como intérprete contando las historias de otros 🙂

  • De tus inicios como presentador en Club Disney pasaste a musicales de éxito como ‘Mamma Mía!’ o ‘Peter Pan’. ¿qué recuerdos tienes de aquella etapa? ¿volverías a algún musical? 

¿Qué recuerdos tengo? ¡Muchísimos y muy buenos!! He participado en musicales como ‘Mamma Mía!’, ‘Peter Pan’, ‘Aladdin’, ’40 el musical’… Los recuerdo con mucho cariño. Fue una etapa dura a nivel laboral pues los musicales exigen mucha disciplina, compromiso y dedicación. Hacer todas las noches lo mismo, y hacerlo siempre al cien por cien como si fuera la primera vez, no es nada fácil!

De mi bagaje como actor en teatro musical (ya fuera como ensemble, cover, protagonista o swing- he tocado todos los palos, en ese orden), he sacado aprendizajes muy valiosos que me han ayudado mucho a la hora de dirigir y escribir mis propios espectáculos. Y mis experiencias me han servido para ser capaz de “conectar con la emoción” de manera inmediata, algo valiosísimo en mi actual trabajo como actor de doblaje.

Respecto a volver a las tablas… Me encanta mi labor como dramaturgo, adaptador y director artístico; así que creo que haría falta un milagro para que volviera a subirme a los escenarios! Aunque si me ofrecieran un papelón probablemente aceptaría… Todo es posible! 🙂

  • En tu profesión es muy importante trabajar la voz, ¿qué haces para cuidarla?

Realmente no hago nada para cuidarla más allá de intentar dormir las horas que necesito y beber mucha agua para tener las cuerdas vocales hidratadas y en forma.

Aparte siempre he llevado una vida muy sana: no fumo ni bebo, no soy de trasnochar…. No son hábitos para cuidarme la voz “per se”, pero evidentemente esas cosas ayudan (ríe).

  • ¿Cómo fueron tus comienzos en este difícil mundo de actor de doblaje donde ya tienes un currículum importante? 

Empecé doblando canciones para Disney en cine y tv de la mano de Miguel Angel Varela, a quien considero mi padrino en este mundo. Isabel Malavia, una maravillosa actriz y cantante con quién trabaje en Mamma Mia y posteriormente en Peter Pan, me lo presentó, y a partir de ahí empezamos a trabajar mucho juntos.

Mi “inquietud de actor” me llamaba a ir más allá de las canciones, también quería interpretar a esos personajes cuando hablaban. Eduardo Gutierrez “Guti” fue el primero en darme un pequeño papel en una película, y poquito a poco fui trabajando con más directores y haciendo papeles cada vez más complejos e interesantes. Es una profesión dificilísima y apasionante, y cada vez resulta más difícil mantenerse por muchos motivos que nada tienen que ver con tu valía artística.

Creo que una de las partes más bonitas de este trabajo es que nuestras características físicas no suponen una limitación, como sucede en teatro, cine o tv. Las voces no tienen edad, ni color, ni siquiera sexo! El mismo actor puede interpretar a un niño, a un treinteañero, a un negro, a un blanco, a un macho alfa, a una “loca”, a una transexual, a un autista o a un muñeco de nieve. Yo he tenido la inmensa suerte de poder interpretar todos esos personajes y muchos más.

Es una pena que la tendencia actual general (por parte de las majors y muchas plataformas de streaming) consista en limitar los papeles a los que podamos acceder en función de las características físicas reales de los actores de doblaje. Las voces, como digo, no tienen edad ni color, y creo que es un grave error que nos descarten sistemáticamente para hacer determinados papeles por la edad que figura en nuestro dni o por el color de nuestra piel. Y esto está sucediendo actualmente… Por supuesto hay honrosas excepciones, pero es una “tendencia” cada ves más generalizada y preocupante, y creo que es algo que hay que denunciar y poner en conocimiento del público pues supone un grave perjuicio para nuestro colectivo y nuestra continuidad como profesionales.

  • Es posible que tengamos una visión estereotipada de la profesión de actor de doblaje, ¿cómo es el proceso de creación de un personaje desde que os eligen hasta que podemos oíros en series / películas? 

El proceso de creación es inherente a las aptitudes que tú tengas como actor y a tu capacidad para “convertirte” en otra persona o personaje. Me explico: el 90% de las veces que vamos a una convocatoria de doblaje, no sabemos lo que vamos a doblar. No sabemos si es una peli, si es una serie, ni qué personaje es. No sabemos nada. Por lo que todo depende de tu habilidad personal para construir un personaje “in situ” y conectar con la emoción de la secuencia que tengas que interpretar.

Normalmente llegas a la sala y el director te pone en situación: “vas a hacer esta película en la que interpretas a un personaje al que le pasa esto”. Tu intervención comienza en la secuencia que corresponda… Ves el trocito una vez. Luego lo vuelves a ver intentando encajar el guion en las labiales del actor original mientras te empapas de su interpretación, intenciones y matices. Se hace silencio en la sala y te conviertes en ese personaje, interpretas tus frases, respetando las pausas pues estás solo en el atril y no escuchas las replicas de los otros actores…

Al final del proceso se juntan en mezclas las intervenciones de todos y se hace la magia: parece que hemos grabado todos juntos! Es un trabajo muy técnico y artesanal, muy difícil… Y no está bien pagado, al contrario de lo que piensa mucha gente. Siempre se ha dicho que el doblaje en España es de los mejores del mundo, y paradójicamente los precios de nuestro convenio son de los más bajos de Europa.

  • Sin que muchos lo sepan, te has colado en sus casas a través de personajes de series de televisión, películas y bandas sonoras. ¿Qué prefieres doblar, dibujos animados o personas de carne y hueso? ¿Es muy diferente la preparación o la voz dependiendo del público que te dirijas? 

Me gustan muchísimo ambas. Son disciplinas muy diferentes, pero tengo que decir que tengo una especial debilidad por las películas de animación. De hecho, antes de dedicarme a todo esto, yo estudie animación porque me apasiona, y poder doblar personajes bonitos en grandes películas de animación es realmente un sueño cumplido.

Además, normalmente los dibujos animados suelen ser comedias y te permiten sacar tu lado más loco y más divertido, jugar con las inflexiones de la voz. Eso para un actor, es muy gratificante porque te permite desmelenarte y pasártelo bien.

Por otro lado, doblar actores de carne y hueso es muy estimulante como actor; especialmente si tienes la suerte de que te asignen buenos intérpretes y personajes con conflictos interesantes. Se disfruta de otra manera, cuidando al detalle aspectos como las respiraciones y pausas, la sutileza de las emociones… Todo es importante para conseguir crear la ilusión de que tu voz y tu emoción salen del cuerpo de otra persona!

  • Sin duda, la mayoría te recordaremos por dar voz a Olaf, ese peculiar muñeco de nieve en ‘Frozen’. ¿Cómo llegó esa gran oportunidad de formar parte de una de las películas de animación más taquilleras de Disney? 

Como comentaba, siempre he sido muy fan de la animación. Desde que era muy pequeño uno de mis sueños más brutales era ponerle mi voz a un personaje de animación… A un héroe de una peli Disney, más concretamente: Aladdin, Hercules…

Un día me llamaron para hacer una prueba para cantar en ‘Frozen’. Cuando llegué allí me probaron para cantar Hans, luego para cantar Kristoff y luego me probaron para cantar Olaf. Lo canté todo, usando diferentes registros. Entonces me preguntaron: “Podrías ahora doblar algunas frases de Olaf?”

Y allá que fui! En el momento en el que empecé a escuchar la interpretación de Josh Gad (el actor original) y empecé a hacer los takes de prueba, me dije “este personaje es la bomba!”. Me encanto muchísimo poder hacer la prueba de diálogos y salí de allí con la sensación de que me iban a coger. No sé por qué, pero sabía que aquello era para mi. Imagina lo contento que me puse cuando me llamaron para decirme que me habían dado el papel! No lo olvidaré nunca 🙂

  • ¿Os imaginabais esa acogida por parte del público cuando se estrenó ‘Frozen’? 

Cuando la doblamos era una película Disney más, nadie tenía ni idea de la repercusión tan brutal que iba a tener la película y mi personaje. Cuando la estás haciendo, piensas “esta película mola mucho”. Pero luego cuando se estrena y ves todo lo que ha desencadenado… Y lo que a día de hoy sigue generando en público de todo el mundo. Esta peli se ha convertido en un referente para toda una generación, y formar parte de ello es increíble. No puedo sentirme más orgulloso y agradecido.

  • ¿Qué ha supuesto para ti a nivel personal y profesional prestar voz a Olaf en las dos películas de ‘Frozen’?  

Bueno, en las dos películas, en los videojuegos, en los muñecos, en los cortos… en todo!! Porque por suerte Olaf da mucho juego.

A nivel profesional me dio en su momento el empuje que necesitaba para que me conociera todo el colectivo de actores y directores, ya que llevaba años trabajando pero había aún muchos compañeros que no me conocían. Fue un trabajo muy visto y alabado, que me permitió mostrar mis cualidades como actor de comedia y desencasillarme un poco del tipo de papeles de “adolescente guaperas” que solían darme hasta entonces 🙂

A nivel personal, es el sueño cumplido de un niño que se encerraba en su cuarto y se ponía en bucle la banda sonora de las pelis Disney, imitando voces e interpretando a todos los personajes de las películas.

Pensar que ahora habrá cientos de niños haciendo eso mismo que hacía yo, y que es mi voz la que les inspira y hace soñar… Es cerrar el círculo de una forma maravillosa. Me emociona pensarlo.

  • ¿Te gustaría seguir dando voz a Olaf en una tercera película de ‘Frozen’ e incluso en un corto o un hipotético spin-off del personaje?

Por supuesto!! Todo lo que sea hacer Olaf, bienvenido sea!! Acabo de doblar un nuevo corto inédito que se emitirá en Disney+ y ojalá se doblen también los mini cortos y la canción que se lanzaron durante la cuarentena. Recibo mucho cariño en redes gracias a este personaje; y para mí es un sueño poder seguir interpretándolo en nuevos proyectos 🙂

  • Pero tu carrera ha seguido adelante, ¿cómo ha sido prestar voz en series tan reconocidas actualmente como ‘Las escalofriantes aventuras de Sabrina’ (Nick), ‘Sex Education’ (Eric) o ‘Titans’ (Robin)? 

Es una gran satisfacción poder abordar nuevos retos y acceder a personajes tan dispares e interesantes como los que mencionas. Como comentaba, la voz no tiene límites, y debo agradecer a Netflix que haya confiado en mí para interpretar estos tres personajes tan diferentes y fascinantes.

Sabrina es una serie muy bien hecha, muy oscura, y Gavin Leathergood (que interpreta a Nick) es un actorazo con unas escenas complejísimas que suponen un gran reto como actor. Además, vuelvo a hacer “pareja artística” con mi querida Laura Pastor, que interpreta a Sabrina (y a Anna en Frozen!).

Titans es una serie con factura impecable, parece una película. Me encanta Brenton Thwaites y su “minimalismo interpretativo”, para mi es todo un reto “pegarme” a él y bajarme a su registro vocal. Y además interpreto a un super héroe!! Mola mucho 🙂

Sex Education es un PEDAZO DE SERIE, y Eric es un regalazo de personaje. Me permite desmelenarme y sacar mi lado más gamberro, nos hemos reído muchísimo en el atril grabando esta serie. Todo el reparto está en estado de gracia (tanto los actores originales, como mis compis actores de doblaje), y es un lujo poder formar parte de una serie tan divertida y necesaria.

Me gustaría dar las gracias a Chus Gil, Luis Fernando Ríos y Pedro Tena, directores de estas tres series, por confiar en mí y darme alas para hacer míos estos tres personajes tan geniales. Y por supuesto a Lorenzo Beteta, director de Frozen. La labor del director de doblaje es esencial para que la “magia” a la que hacía referencia se produzca y todo esté y suene cómo debe.

  • Un nuevo reto ha llegado con ‘Katy Keene’ en la que no solo doblas a Jorge, sino que te estrenas como director, ¿cómo ha sido la experiencia? 

Ha sido una experiencia maravillosa. Llevo bastantes años dirigiendo canciones en proyectos para Disney, Netflix, Warner… y en alguna ocasión me habían “tirado los trastos” para que dirigiera también diálogos. Es algo que hasta ahora he preferido no hacer para centrarme en mi faceta como actor, pero en este caso concreto Warner quería que llevara el proyecto e interpretara el personaje de Jorge. Vi el piloto y la serie me enamoró, así que tuve que aceptar! Y estoy feliz de haberlo hecho.

Es una serie muy fresca y divertida, y me ha encantado poder elegir el reparto que quería y trabajar con ellos mano a mano para conseguir un resultado igualmente fresco y actual. Todos mis amigos están enganchados y no es para menos!! Es muy recomendable y está en HBO 😉

  • Ahora que el mundo se ha parado por la pandemia del Covid-19, ¿cómo ha afectado a tu sector del doblaje? 

Ha afectado al 100%. Han cerrado los estudios y durante este tiempo no hemos podido doblar absolutamente nada. Es una situación muy difícil. Para toda la gente que ha parado supone un parón de tu vida, de tu actividad laboral, no tienes ingresos económicos… lo que todo el mundo sabe.

En nuestro sector la vuelta ha sido complicada, con unas medidas de prevención severas para minimizar el riesgo de contagio. Nosotros no podemos desempeñar nuestro trabajo con la mascarilla puesta y trabajamos en salas pequeñas sin ventanas, por temas de aislamiento acústico. Llevamos ya unos dos meses trabajando con mucho cuidado, aunque ahora se prevé un fuerte parón ya que las grabaciones y rodajes están parados en casi todo el mundo. Ojalá toda esta pesadilla acabe pronto y los sectores que siguen parados puedan volver a trabajar muy pronto, me duele especialmente la situación en que se encuentran mis compañeros que se dedican al teatro.

  • Y, por último, ¿qué otros proyectos le esperan a Miguel Antelo en un futuro y que puedas mencionarnos? 

Estoy terminando un proyecto de dos libros ilustrados basados en un espectáculo teatral que puse en pie hace años: una versión muy personal de la historia de Hansel y Gretel. Llevo trabajando en ello casi cinco años y por fin están a punto de salir a la luz, así que estoy muy contento! Tenéis más información al respecto en la web oficial: www.hanselstorybook.com

Además, he aprovechado la cuarentena para escribir otra historia que tenía pendiente basada en un maravilloso viaje a Islandia que hice hace unos años. También será un libro ilustrado y está bastante avanzado, espero poder sacarlo este mismo año.

Por último, he adaptado “Tina”, el nuevo musical de Stage basado en la vida de Tina Turner. Es un proyectazo y estoy muy contento de formar parte de ello; aunque dada la actual situación su estreno se ha visto postpuesto a 2021.

Estoy deseando seguir participando en más proyectos inspiradores y motivantes… Ojalá todo esto pase pronto y podamos volver a vernos en los teatros y en la vida muy pronto.

Deja un comentario