Juan Blanco

[Entrevista] Juan Blanco (‘La Valla’): «es una producción muy potente con una trama ambientada en España en 2045»

Entrevista a Juan Blanco, actor al que hemos visto en series diarias como ‘Amar es para siempre’ y ‘Derecho a Soñar’ y que forma parte del elenco protagonista de ‘Señoras del (h)Ampa’ y ‘La Valla’ donde interpreta a dos personajes diferentes pero con el mismo nombre, Carlos

Juan Blanco empezó por casualidad haciendo teatro como actividad extra escolar cuando era pequeño y cuando tuvo que decidir su futuro, se abrieron las puertas de la Escuela Superior de Arte Dramático. Además de cine y teatro, le hemos podido ver en series diarias de gran relevancia como ‘Amar es para siempre’ o ‘Derecho a soñar’ donde nos comenta el ritmo de rodaje tan acelerado que tienen. Posteriormente también hemos podido verle como parte del elenco protagonista de ‘Señoras del (h)AMPA’ y ‘La Valla’ donde da vida a dos personajes diferentes pero con el mismo nombre, Carlos. Hemos tenido la oportunidad de hablar con el actor, repasar un poco su trayectoria profesional y todo lo que podría llegar en un futuro a su carrera como actor.

  • ¿Cómo nació tu pasión por el mundo de la actuación? 

Empecé por casualidad, de crío, haciendo teatro como actividad extra escolar. Conforme fueron pasando los años fui viendo que cada vez me gustaba más, que no se me daba mal, que no veía demasiado apetecible ninguna otra carrera… Y se dio la casualidad que el año que terminaba el bachillerato y tenía que decidir qué hacer, fue el primero que en Gijón empezó a funcionar la Escuela Superior de Arte Dramático, así que eso en casa sonó más como una «opción seria». Y hasta hoy.

  • Has hecho teatro, cine (largometrajes y cortometrajes) y televisión, ¿en qué formato te puedes sentir más cómodo a la hora de actuar? 

Esta pregunta es un clásico y la respuesta siempre es la misma: no sabría escoger. Son medios distintos, con distintas características, pero todos tienen en común el trabajo como actor, la interpretación en sí, la creación de un personaje y la investigación sobre él, el trabajo en equipo y al mismo tiempo muy individual… Eso es lo que me apasiona.

  • Has formado parte de exitazos de renombre como ‘Viral’ en el cine o ‘Dados’ en el teatro, ¿te cuesta llevar la fama o te encuentras cómodo con ella? 

Yo no diría exitazos, la verdad… ‘Viral’ desde luego no lo fue, aunque le guardo muchísimo cariño a ese rodaje y a esa película. ‘Dados’ sí que lo ha petado un poco más, merecidísimamente: es un textazo de (y dirigido por) Jose Padilla, en producción de Ventrículo Veloz, que es un proyecto precioso e interesantísimo, y que se llevó el premio Max del año pasado a Mejor espectáculo juvenil.

Pero, en cualquier caso, ni soy famoso ni pretendo serlo. Si la fama llega como consecuencia de estar trabajando en proyectos interesantes, que gustan, que me permiten hacer un trabajo del que estar orgulloso… bienvenida sea, evidentemente. Pero yo lo que quiero es currar.

  • Centrándonos en el mundo televisivo, uno de tus primeros papeles fue en la serie ‘Amar es para siempre’, ¿cómo llegaste a esta ficción de la sobremesa española? 

Sí, eso fue como hace 8 años… No lo recuerdo, pero me imagino que a través de un casting. Realmente se podría decir que fue lo primero que hice en televisión con un poco de recorrido, después de un mini personaje en ‘El tiempo entre costuras’ que decía una frase.

  • También fuiste parte del elenco de la ficción ‘Derecho a soñar’, ¿cómo era tu personaje, Rodrigo Álvarez de Medina? 

Un desastre. Un vividor, un caradura, mujeriego, mimado, consentido… Pero muy buena persona en el fondo. A menudo funcionaba como contrapunto cómico del personaje de Jon Arias, (que era el protagonista, junto a Alba Ribas, quienes tenían la trama de amor, digamos, más seria.)

Yo también la tenía, con Ariana Martínez sobre todo, aunque lo intentaba con la que se me cruzara por delante, pero era todo bastante más absurdo y surrealista. ‘Derecho a Soñar’ fue una serie maltratadísima, desde el principio, pero con un equipo cojonudo, tanto delante como detrás de las cámaras. Me lo pasé fenomenal rodando, aprendí mucho y me llevé muy buenos amigos que mantengo desde entonces.

  • ¿Es muy diferente el ritmo de trabajo de una serie diaria a una serie de prime time o una película? 

Muchísimo. Piensa que en una serie de prime time a lo mejor se ruedan, como mucho, cuatro o cinco páginas de guión al día (que puede parecer poco pero no lo es, al final muchos días se acaba haciendo todo a la carrera porque te pilla el toro.) En una serie diaria se pueden rodar tranquilamente diez secuencias de tres páginas cada una, que es una barbaridad.

Es verdad que las diarias se suelen rodar en platós cerrados, con las posiciones de cámara que ya se sabe que funcionan y con dos o tres cámaras a la vez, con la iluminación más o menos fija… No siempre, pero sí en su mayoría. Si no, sería imposible seguir ese ritmo. En cualquier caso, como digo, demasiadas veces se corre más de lo que a mí me gustaría, también en prime time. Es normal, el tiempo es dinero, y el presupuesto es el que es, pero muchas veces, en televisión, echo en falta un poco más de tiempo para trabajar las cosas, para ensayar, para probar, para repetir…

Y lo mismo pasará en otros departamentos (cámara, sonido…) Al final, estás trabajando, tienes que dar un resultado en un tiempo determinado y lo das lo mejor que puedes. Pero en cine, o en producciones con mayor presupuesto, o simplemente cuando, por lo que sea, da tiempo a hacer las cosas sin prisas, ese resultado suele ser mejor.

  • Fuiste uno de los protagonistas de la aclamada ‘Señoras del (h)AMPA’, ¿qué ha supuesto este gran proyecto en tu carrera como actor? 

La oportunidad de trabajar con gente amiga, en una serie superdivertida y original, y la oportunidad de trabajar cosas que aún no había podido hacer, al menos en audiovisual. Es como la tercera o cuarta vez que trabajo con Nuria Herrero, somos amigos hace años, al tener casi toda la trama con ella, he trabajado con mucha confianza, mucha tranquilidad y muchas risas.

  • ¿Cómo es Carlos, el marido de Virginia? 

Es su pareja, la quiere con locura, haría cualquier cosa por ella. Es un buen tío, tranquilo, empático, que no tiene miedo a expresar emociones. Y que no tiene ni idea de la locura por la que está pasando Vir con el resto de las “señoras”. Su relación se desmorona, no entiende qué pasa.

  • Tras sus revelaciones al final de la primera temporada, ¿qué le espera a Carlos en la segunda etapa de ‘Señoras del (h)AMPA’? 

Pues tampoco sé qué puedo contar y qué no… Sólo diré que, al final de la primera temporada veíamos un posible acercamiento entre Carlos y Virginia, motivado sobre todo por sus hijas, aunque es evidente que ambos se siguen queriendo. Y bueno, a partir de ahí, pasan cosas.

  • Aunque por ahora solo se ha podido ver en AtresPlayer, muchos ya saben que eres uno de los protagonistas de ‘La Valla’, ¿qué nos vamos a encontrar en esta nueva ficción? 

Una producción muy potente, con una trama ambientada en España en el año 2045. Con un gobierno militar, dictatorial, en un Madrid dividido en dos sectores por la valla que da título a la serie. Ante la escasez de recursos que vive el planeta, y a causa de un virus sin vacuna, las clase dirigente se refugia en el Sector 1, mientras que el resto de la población malvive en el sector 2.

Ya debería haberse estrenado en abierto en Antena 3. Aunque la serie se terminó de rodar en junio de 2019, mucho antes de que nadie pudiera imaginarse siquiera algo parecido a lo que ha terminado pasando con el coronavirus, hay algunos paralelismos que asustan un poco. Sobre todo hace unos meses, cuando la incertidumbre era aún mayor. Supongo que alguien (seguramente con razón) ha pensado que no estaba el horno para bollos y que no era buena idea estrenarla en pleno confinamiento. Con suerte, esperemos que se pueda ver en Antena 3 después del verano, y que de ahí salte a alguna plataforma.

  • ¿Cómo es y cuál es la historia de Carlos, el personaje al que interpretas en ‘La Valla’?

Al igual que el Carlos de ‘Señoras del (h)AMPA’, este otro Carlos (coincidencias de la vida) es el “novio de”, en este caso de Julia (Olivia Molina.) Ambos son unos supervivientes, que pelean por salir adelante como pueden en el Sector 2. Después de que Julia la líe pardísima al principio del primer capítulo, se ven obligados a dejarlo todo atrás y él intenta ayudarla en todo lo que puede. Este Carlos tiene más mala leche, está siempre más a la defensiva, viven en un entorno mucho más hostil y está más acostumbrado a pelear, y seguramente, sobre todo, a intimidar para no tener que hacerlo.

  • Y, por último, ¿qué otros proyectos tiene Juan Blanco debajo del brazo y dónde te veremos próximamente? 

Lo primero, ahora en julio, terminar de rodar la segunda temporada de ‘Señoras del (h)AMPA’, que por culpa de la puñetera pandemia se tuvo que parar cuando quedaba menos de un mes. Y después del verano, si nada se tuerce, hay alguna cosilla por ahí; teatro, tele… pero es pronto para hablar de ello.

Deja un comentario