Ramiro Blas

[Entrevista] Ramiro Blas (‘Vis a Vis’): «El Oasis va a ser algo espectacular, algo a un ritmo alocado»

Entrevista a Ramiro Blas, actor al que hemos visto en series como ‘El Comisario’, ‘Hospital Central’ o ‘Física o Química’, al que temimos como Sandoval en ‘Vis a Vis’ y que será uno de los protagonistas en el reboot de ‘El Internado: Las Cumbres’

Ramiro Blas puede sentirse orgullos de haber participado en muchas series míticas de la televisión española. Tuvo papeles en ‘El Comisario’, ‘Los hombres de Paco’, ‘Hospital Central’ y ‘Sin Tetas no Hay Paraíso’ hasta que llego a formar parte de ‘Física o Química’. Sin embargo, su gran oportunidad llegaría dando vida al temido Sandoval en ‘Vis a Vis’ y al que podremos volver a ver otra vez en el spin-off ‘Vis a Vis: El Oasis’ cerrando un ciclo que comenzó hace ya años. Ha fichado por el reboot de ‘El Internado: Las Cumbres’ que prepara Amazon Prime Vídeo en el que sabemos que cambiará totalmente de registro aunque todavía no tiene fecha de estreno. Hemos tenido la oportunidad de charlar abiertamente con él para desgranar su trayectoria en el mundo de la interpretación, sus grandes papeles televisivos y el futuro que le espera por delante, así como ese rol que le encantaría interpretar en algún momento. ¡Sigue leyendo y descúbrelo!

  • Eres un actor de origen argentino ya instalado en nuestro país y reconocido por participar en grandes producciones nacionales, ¿cómo emprendiste el camino de cruzar el charco e instalarte en España? 

Fue allá por el año 2006, había terminado un par de producciones en Argentina. La citación estaba complicada en muchos ámbitos, tanto en el económico como en el laboral, como en el de seguridad… Mis hijos eran pequeños y acababa de nacer el tercero. Fue el momento justo, mis padres estaban aquí instalados, mis hermanos también, así que tomé la decisión: dejé todo lo que estaba haciendo por allá, vendí todo y me vine para acá.

  • Has participado en algunas series míticas de la televisión española como ‘Física o Química’, ¿qué recuerdos tienes de ella? 

Lo primero que hice fue ‘El Comisario’. Cuando estaba terminando ‘El Comisario’ en seguida me llamaron para ‘Los hombres de Paco’, luego hice ‘Hospital Central’, después ‘Sin tetas no hay Paraíso’… fui poco a poco abriéndome camino hasta que llegó una gran oportunidad con ‘Física o Química’.

Era un hermoso personaje que lamentablemente no pudo continuar porque en ese momento una de las actrices que era la que iba a participar conmigo en esta historia que se generaba, decidió abandonar la serie. Así que mi paso no fue muy largo ni se pudo profundizar mucho en el personaje; pero es un personaje que recuerdo con mucho cariño, porque además mostraba una faceta mía muy diferente a la que venía haciendo habitualmente y de hecho que hasta día de hoy no ha vuelto. Así de hombre bueno, seductor, romántico…

  • Pasaste por series como ‘Hospital Central’, ‘La Fuga’, ‘El Barco’ o ‘El Don de Alba’, ¿cómo crees ha cambiado la ficción española en los últimos años? 

Yo creo que ‘Vis a Vis’ es la gran puerta que abre a este cambio en la ficción española y que coloca entre los primeros lugares a España como uno de los países líderes en fractura y producción de grandes series a nivel internacional. Creo que tiene que ver con haberse asemejado en el momento adecuado, al nuevo lenguaje de las series a nivel internacional.

Apoyado lógicamente por la gran difusión obtenida a través de las plataformas digitales. Este grupo creativo que se unió a partir de ‘Vis a Vis’, hicieron maravillas como hasta el día de hoy que podemos disfrutar como la serie más vista del planeta sea ‘La casa de Papel’. Supieron enganchar el código de comunicación internacional de series en el momento justo y en el lugar adecuado.

  • Sin duda, uno de tus papeles más reconocido ha sido en ‘Vis a Vis’, ¿cómo fue la oportunidad de rodar esta serie tan querida por el público? 

El personaje de Carlos Sandoval en ‘Vis a Vis’ es un personaje que para mí significa un antes y un después en mi carrera. Es básicamente porque es el primer personaje en el que puedo desarrollar su creación en sí mismo. Acá sobreviene la gran virtud o el gran deseo que puede tener un actor a lo largo de su carrera que es llegar a un punto en el que uno desaparece como actor y le da vida al 100% a una criatura con vida propia como es Carlos Sandoval.

Dejando de lado el hedonismo, como espectador incluso no me veía en absolutamente nada con este personaje reflejado de mí. De hecho, lo puteaba y lo odiaba como cualquier otro.

Un personaje maravilloso que llega de la mano de Luis San Narciso, al que admiro profundamente. Me llamo directamente y me dijo “Carlos Sandoval sos vos”, acá no hay casting ni nada, este personaje solamente lo puede hacer Ramiro Blas. Y fue así que me encontré con una llamada diciéndome que a los dos días tenía que viajar a Madrid y encontrarme con la sorpresa más grande que podía esperar, uno de mis sueños que se convirtió en realidad: rodar con una de mis cinco actrices preferidas en el mundo que es Najwa Nimri. Así que sueño completado, ¿no?

  • Sandoval se convirtió en el antagonista, el malo malísimo de la serie, ¿cómo te preparaste para un personaje tan odiado, temido y oscuro al mismo tiempo? 

La preparación de este personaje conlleva un trabajo muy delineado, muy puntiagudo. No quería basarme en nada estereotipado, así que intenté buscar la perversión en la cantidad de psicópatas que andan dando vueltas por las redes, escondidos en hermosos y maravillosos trajes, carísimos. En posiciones no solamente laborales, sino económicas altísimas, que rondan y falsifican identidades en páginas intercambio sexual, por ejemplo, de suggar dadys o baby sugar. Y que son realmente monstruos depredadores.

La preparación del personaje desde lo físico me base básicamente en la mirada, en la pausa de sus movimientos, le baje incluso un tono a mi voz y la suavice. Además, empecé a trabajar la mirada como inicio de conversaciones, ¿esto qué significa? Estudiar el texto en un punto y empezar a decirlo 3 segundos antes de vocalizarlo, con la mirada.

  • ¿Qué llevas de un personaje como Sandoval que ha hecho tanto mal en Cruz del Sur y Cruz del Norte? 

En lo personal no me llevó absolutamente nada de Carlos Sandoval. Aunque en el tránsito de las temporadas, llevar un personaje de tanto peso emocional hace que convivas con algunos “monstruitos” internos, que quiere brotar y se te olvidan… (se ríe). He tenido que pedir disculpas muchas veces, pero de buena manera. Salta a veces el personaje cuando uno lo tiene tan metido dentro de la piel.

  • ¿Cómo ha sido experimentar el fenómeno fan de la “marea amarilla”? 

La ‘marea amarilla’ es sin precedentes. Bueno sí, fue el gran precedente de lo que sucede ahora con la marea roja (por decirlo de alguna manera) con ‘La casa de Papel’. Es una maravilla, la integración que se sienten parte del proyecto.

Empezando por las chicas que no son las protagonistas ni las secundarias. Hablo de quiénes fundamentaron la ‘marea amarilla’ que son ese grupo de chicas increíbles que estuvieron durante todas las temporadas solventando el peso silencioso para hacerle y darle tanta credibilidad. Son el grupo de las chicas que estaban detrás, las presas, las extras que han hecho un trabajo jamás visto. Yo jamás he visto cosa semejante como el trabajo que han hecho todas las presas que componían el elenco del silencio, el resto de las chicas que aún así hacían piña, el resto de las presas.

  • Serás parte del equipo que vuelve a rodar ‘Vis a Vis: El Oasis’, ¿qué nos puedes adelantar sobre el spin-off? 

De ‘Vis a Vis: El Oasis’ no puedo contar mucho. Solo que va a ser algo espectacular, algo a un ritmo alocado que creo que va a marca un antes y un después en la ficción española.

Es un road movie donde podemos ver lo que sucede en el último gran atraco que llevan a cabo Macarena y Zulema después del devenir y de todo lo que sucede cuando salen de la cárcel y se convierte en este “equipo” de delincuentes. Va a ser algo muy interesante de ver, jamás se ha rodado algo así en España.

  • Formarás parte del reboot de ‘El Internado’, una de las series más queridas de la televisión española, ¿cómo te enfrentas a este nuevo proyecto? 

La llegada de ‘El Internado’ a mi carrera fue algo increíble porque mientras rodé las cuatro temporadas de Sandoval; al termino de la cuarta, sobre todo cuando ya se suponía que había un final definitivo, no volvió a sonar el teléfono de ninguna productora española para ofrecerme nada. Estuve haciendo una serie para Inglaterra, una serie para Finlandia y poca cosa más.

Cuando sonó el teléfono fue para volver a hacer un Sandoval en dos de los capítulos de ‘Vis a Vis: El Oasis’. Siguió sin sonar el teléfono hasta el último día de rodaje (mío). Ese mismo día me ofrecieron este nuevo personaje que es absolutamente diferente a Carlos Sandoval. Me permite mostrar también a mi otro tipo de actuación, otro tipo de creación de personaje.

  • Las comparaciones con la serie original son inevitables, ¿eso aumenta la responsabilidad y la presión por hacer una ficción que sorprenda y enganche a los espectadores? 

No, no lo creo. Esto es un reboot, se respetan muchas situaciones el ámbito es diferente, los actores son diferentes, la historia es diferente y les puedo asegurar que es una historia muy muy atrapante. Es un reto que no lleva la carga ni la responsabilidad de lo sucedido anteriormente. Los tiempos han cambiado, el rodaje será diferente y la manera de verlo también será diferente. Es un nuevo proyecto al 100%.

  • Con una agenda tan llena de compromisos y nuevos proyectos, ¿cuál sería ese papel personaje que no hayas hecho hasta ahora y te gustaría hacer? 

Lo que más me gustaría en este momento es hacer un personaje 100% castizo, 100% español. Es el gran reto al que me enfrento, me encantaría tener protagónico español para romper un poco lo moldes de mucha gente dentro de esta profesión. Que no termina de ver que el trabajo de un actor, no pasa simplemente por los movimientos que hace o por cómo dice lo que dice o por la nacionalidad que tiene para meterlo dentro de un estereotipo.

Los extranjeros normalmente nos tocan hacer siempre los malos, entonces realmente sería algo que me gustaría muchísimo. Poder mostrar que un actor es creación, que un actor es lo que dice, no solamente lo que hace, lo que dice y cómo lo dice. Es acertar en el modo de decir algo para que llegue como tiene que llegar a quien recibe ese mensaje. Ese sería el gran proyecto que espero, protagonizar un personaje 100% castizo.

Deja un comentario