Jorge Varandela

[Entrevista] Jorge Varandela (‘Néboa’): «Roi es un personaje que recordaré con muchísimo cariño y agradecimiento»

Entrevista a Jorge Varandela, joven promesa de la interpretación que ha estado presente en ficciones como ‘Seis Hermanas’, ‘Fariña’, ‘La Catedral del Mar’, ‘Alta Mar’ y recientemente ha dado vida a Roi en la serie ‘Néboa’ 

Jorge Varandela empezó dando clases cuando tenía apenas 10 años de edad y desde entonces no ha dejado de subirse a un escenario. Pese a su corta edad, ya ha protagonizado series de televisión, cortometrajes, largometrajes y obras de teatro. Has podido conocerle por su paso en ficciones tan reconocidas como ‘Seis Hermanas’ o su participación en ‘Fariña’, ‘La Catedral del Mar’ o ‘Alta Mar’. Su gran oportunidad ha llegado dando vida a Roi en ‘Néboa’ de la mano de TVE. Hemos tenido la oportunidad de charlar con el actor para repasar tu trayectoria interpretativa, sus series más importantes y diseccionar todo lo que hemos visto en la ficción de Televisión Española, así como desearle todo lo bueno que le espera en el futuro a un actor de su talento.

  • ¿Cómo nació esa pasión por el mundo y de la interpretación y decidiste apostarlo todo por esta difícil profesión? 

Empecé a ir a clases desde los 10 años. Desde pequeño recuerdo la sensación que sentía cada vez que me subía a un escenario. Es un lugar de juego, un lugar para dejarse llevar. No creo que sea una decisión racional, simplemente identificas el lugar en el que tu cuerpo te dice que tienes que quedarte.

Mis padres también nos llevaban mucho al teatro y yo soy un enamorado de la comedia, no entendería la vida sin ella, y el teatro puede ofrecerte esa vida, puede convertir la vida en un viaje más divertido.

  • Has formado parte de series de televisión, largometrajes, cortometrajes y obras de teatro, ¿en qué medio te sientes más cómodo? 

Tendría que contestar diciendo teatro, porque es de lo que más experiencia y herramientas tengo. Pero en verdad pienso que un actor o actriz es aquel que se adapta al medio en el que trabaja. No debería haber actores o actrices de tele, teatro o cine, sino simplemente actrices y actores formados con las capacidades suficientes para ejecutar su trabajo en los distintos códigos y formatos. Por lo que yo me encuentro bien con todo, me gusta interpretar y cada lugar y código me aportan aspectos que me gustan.

  • Tu debut en televisión fue en la serie ‘Seis Hermanas’, ¿cómo llegaste a esta ficción? 

Pues fue todo gracias a la directora de casting, me vio en el espectáculo de “El público” de Lorca, que dirigió Àlex Rigola en el Teatro de La Abadía. A los días me llamaron para hacer el casting. En principio era para un par de capítulos pero al final me quedé 40 episodios.

  • ¿Qué puedes contarnos de José María, el personaje al que diste vida? 

¡¡Pues fue un verdadero regalo!! Le guardo muchísimo cariño a ese personaje. No solo por ser el primero sino que me gustaba mucho lo tierno que resultaba. Como dije antes, me encanta la comedia y José María ha sido el único personaje audiovisual que me permitía darle un toque de comicidad, por todos los enredos amorosos que tenía con Elisa. Disfruté mucho de ese romanticismo adolescente que se tiene a esa edad. Aunque muchas veces nos tocaba llorar, otras nos tocaba divertir.

Me fascinaba también el hecho de crear un personaje sin saber su recorrido final, porque al ser una serie diaria e ir recibiendo los capítulos semanalmente, yo como actor tenía que hacer verosímil todas las caras del personaje y todos los giros dramáticos sin yo mismo saberlo de antemano. Fue realmente divertido, de las experiencias que más he disfrutado.

  • Has tenido apariciones en series como ‘Fariña’ o ‘La catedral del Mar’, ¿qué se siente al formar parte de proyectos tan destacados e importantes como estos? 

Sobre todo afortunado, es difícil encontrar trabajo y si cuando lo encuentras tienes la suerte de que sea en proyectos que han tenido reconocimiento, pues es para estar bien contento.

Justo son dos series en las que yo participé con personajes muy pequeños, pero no existe el personaje pequeño, para mí todos tienen la misma exigencia laboral independientemente del tiempo de aparición en la serie.

En concreto, Jesús (el personaje que hice en ‘Fariña’), era muy breve, pero en cambio me ha reportado mucho beneficio (personal y laboral). Es otro personaje que adoro y que disfruté mucho por todo lo que representa, poniendo mi granito de arena en ese drama que tanto nos toca a los gallegos.

  • Más tarde pudimos verte en ‘Alta Mar’ una serie de Netflix que puede verse en todo el mundo, ¿se nota la internacionalidad de la plataforma en la repercusión que has vivido a raíz de la serie? 

En mi caso no. No noto ninguna variedad o al menos no noto que haya sido por “Alta Mar” en concreto. Sí que es verdad que cuanto más audiovisual vas haciendo más te van conociendo, pero sobretodo deseo que esa repercusión sea laboral más que otra cosa. Deseo que cada trabajo sume para enriquecer los trabajos futuros.

  • ¿Cómo era Manuel, el personaje al que interpretaste en ‘Alta Mar’? 

Manuel era un chico de clase baja con pretensiones de tener una vida mejor. Era el mejor amigo de Dimas, pero aunque intentaba dárselas de líder, en el fondo era más sumiso de lo que se vendía. Un chico más honesto de lo que parece y que simplemente anhela evolucionar.

  • El último papel donde has sido uno de las piezas clave es ‘Néboa’, ¿qué puedes contarnos sobre esta apuesta arriesgada por la ficción? 

¡ME ENCANTA! Para mí ha habido un antes y un después en mi vida con esta serie. Solo siento admiración por el trabajo del equipo artístico y técnico. Creo que el director apostó por darme un personaje totalmente opuesto a mí y eso es un tesoro que los actores no solemos encontrarnos. Me han permitido jugar y mostrar más abanico interpretativo. No es el perfil de personaje que suelen darme y por eso lo disfruté como nunca.

Me parece que el producto de “Néboa” es exquisito, con un compromiso cultural enorme: la fotografía, el estilo, el lenguaje, la interpretación, la dirección, los planos, el guion… todo. Un producto con identidad y sello propio por el que han arriesgado mucho; pienso que deberían y debemos sentirnos muy orgullosos.

  • ¿Cómo ha sido formar parte de este gran proyecto y rodearte de actores de la talla de Emma Suarez, Xabier Deive o Isabel Naveira? 

Pues un enorme privilegio, lógicamente. He tenido la gran suerte de haber coincidido antes con Isabel y con Xabier en una serie que se llamaba “Serramoura”. Siempre han sido dos artistas a los que he admirado muchísimo, lo digo como compañero y como espectador. Tienen mucho talento, son muy buenos y sobretodo tienen una enorme calidad humana. A Emma, la conocí ahora en “Néboa” como compañera y he seguido muchos de sus trabajos como espectador, y puedo decirte que es un verdadero lujo. Una admirable actriz y persona. Creo que estas tres artistas de las que hablamos te proporcionan clases de interpretación cuando trabajan contigo. Son auténtico talento y es un gran aprendizaje tenerlas cerca.

  • ¿Cómo era Roi y cómo ha sido su evolución a lo largo de la temporada? 

Roi comenzó siendo el chico iracundo y el niño rebelde. Un joven asustado que buscaba la aceptación y el amor en su padre Alejandro y su amigo Gael. Aparenta ser el personaje líder y autoritario pero esconde un lado mucho más sensible del que parece. A medida que avanza la trama en el fondo se descubre la ternura del personaje, un chico lleno de conflictos que se ve obligado a crearse una armadura. Me parece un regalo de personaje para un actor porque contiene muchas capas. Quiere ser aceptado y hacer las cosas bien por y para los suyos aunque es torpe en las formas. He disfrutado especialmente la relación que guarda con su madre, en la que se muestra sincero y vulnerable. Quizás esto último sí que es un punto que tengo en común con el personaje.

  • Es posible que una ficción tan destacada como ‘Néboa’ pueda abrirte puertas en el mundo de la interpretación, ¿qué te gustaría hacer en el futuro? 

Pues ojalá, claro que sí. La verdad que haber tenido la suerte de representar a Roi es algo que no voy a olvidar nunca. Es un personaje que recordaré con muchísimo cariño y agradecimiento. Y con respecto al futuro, me gustaría mucho trabajar en alguna serie de comedia, es algo que me apetece mucho y siempre deseo. Aunque todo proyecto será bien recibido.

  • Y, por último, ¿qué otros proyectos tiene entre manos Jorge Varandela de los que puedas hablarnos? ¿dónde podremos verte? 

Pues de momento lo próximo será un espectáculo de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, con la obra de “El príncipe constante”, que se representará en el Teatro de la Comedia, en Madrid. Es una obra dirigida por Xavier Albertí, con el cual tengo muchísimas ganas de empezar a trabajar.

Deja un comentario