Marc Parejo

[Entrevista] Marc Parejo (‘Acacias 38’): «trabajar en esta serie es que te toque la lotería»

Entrevista a Marc Parejo, actor que hemos visto en series como ‘Yo soy Bea’, ‘Amar es para siempre’ y ahora se mete cada día en el papel de Felipe Álvarez-Hermoso en ‘Acacias 38’ donde casi lleva 1.300 capítulos

Marc Parejo enfocó su carrera profesional al mundo de la música pero pronto se dio cuenta que la interpretación era su verdadera vocación. Estuvo en musicales de gran relevancia hasta que llegó su primera oportunidad con ‘El corazón de la ciudad’. Pronto se daría a conocer en el panorama nacional al formar parte del elenco de ‘Yo soy Bea’, aunque también ha pasado por ‘Amar es para siempre’. Su gran papel es es el personaje de Felipe Álvarez-Hermoso en la ficción diaria ‘Acacias 38’ que lleva interpretando casi 1.300 capítulos en los últimos 5 años. Hemos tenido la oportunidad de hablar largo y tendido con el actor para repasar su trayectoria profesional, su pasado, su presente y los proyectos en los que podremos ver en el futuro.

  • Estudiaste canto, piano y diversas disciplinas musicales, ¿nació muy pronto tu pasión por la música? 

Estudié piano, cantó e incluso un poco de batería, solfeo cuando era muy pequeño, tendría unos 7 u 8 años. Gracias a que mis padres me inculcaron el amor por la música, de alguna manera allí nació mi vocación.

Yo al principio iba para músico pero de repente un día vino un director para hacer un casting para una obra de teatro que se iba a hacer en Barcelona; y me cogieron. Necesitaban niños que pudieran interpretar y cantar. Estrenamos una función en el Teatro Tívoli de Barcelona (con 10 años) que se llamaba ‘No Memory’ y ahí nació realmente mi vocación. Para mi al principio era un juego hasta que vi que lo que significa y nació en ese momento mi verdadera vocación por la interpretación y por el teatro, sobre todo.

  • Te has curtido en musicales como ‘Grease’, ‘Hair’, ‘Hoy no me puedo levantar’ o ‘Marta tiene un marcapasos’, ¿qué se siente al formar parte de musicales tan relevantes de la historia de nuestro país? 

Es un orgullo formar parte de títulos tan importantes como ‘Hoy no me puedo levantar’, ‘Marta tiene un marcapasos’ o ‘Grease’ y ‘Hair’ que son iconos del musical en todo el mundo.

Siempre digo que cuanto más preparado estés, más posibilidades de trabajo tienes y más en esta profesión que es tan inestable y cruel, muchas veces. A mí, los musicales me encantan, de hecho voy cada año a Londres a ver musicales. Estuve hace poco en Nueva York porque vamos a actuar con la función que estoy haciendo ahora con Silvia Marsó ‘24 horas en la vida de una mujer’. Estuvimos hace poco y me “hinche” a ver musicales.

Voy mucho a Londres a ver también teatro porque me gusta mucho, es un género que es muy complejo porque tienes que hacer las tres disciplinas: cantar, bailar e interpretar. Aunque en mi caso solo hago dos que es cantar e interpretar, bailar he bailado en los musicales que me ha tocado como ‘My Fair Lady’ o ‘Grease’. Pero le tengo mucho respeto al mundo les baile, y se lo dejo a los profesionales.

  • Después de subirte a los escenarios, te pusiste delante de una cámara, ¿cómo fueron tus inicios en el mundo de la interpretación? 

Eso fue cuando tenía 19 o 20 años en Cataluña. Estaba haciendo allí el musical de ‘Grease’ y de repente me cogieron para una serie que creo que ha sido una de las más longevas a nivel autonómico que se llamaba ‘El cor de la ciutat’ (‘El corazón de la ciudad’). Allí hacia un personaje que se llamaba Jota, un chico de extrarradio un poco peligroso. Fue la primera incursión que tuve en el mundo de la televisión y lo recuerdo con mucho cariño. Allí estaba Jordi Frades, el director de la serie (que ahora está en Diagonal y ha dirigido muchísimas series).

  • Fuiste una parte importante de ‘Yo soy Bea’, ¿qué puedes decirnos sobre Ángel y su evolución a lo largo de la serie? 

Entré en la última temporada de ‘Yo soy Bea’ después del boom que tuvo la serie en Telecinco. Eso fue lo primero que hice a nivel nacional y me sorprendió el hecho de que fueras por la calle y la gente de dijera muchas cosas.

Fue un personaje muy bonito también. He tenido suerte en televisión porque me han tocado personajes con un arco importante. En el caso de Ángel que era un chico que parecía un ‘homeless’ al principio, se presentaba a pedirle explicaciones a su madre.

Y de repente ese persone que parecía misterioso, oscuro y que ocultaba algo, luego (si os acordáis) se desvela que es el hijo de María José Goyanes y el hermano de Patricia Montero. A partir de ahí se desencadena toda una trama bastante chula. La verdad es que fue una época muy bonita, aprendí muchísimo y conocí a gente maravillosa. Además, a día de hoy, hay compañeros de ‘Yo soy Bea’ en ‘Acacias 38’ y después de 10-12 años que grabamos la serie, es maravilloso poder seguir trabajando juntos.

  • Después de vimos en ‘Amar es para siempre’, ¿cómo llegaste a la serie? 

Después de ‘Yo soy Bea’, al poco tiempo me salió ‘Amar es para siempre’. También una serie diaria, una serie con un texto complicada a veces de aprender. Había que estudiar mucho, como en Bea pero era otro formato. Lo recuerdo como algo muy bonito porque, aunque estuve poco tiempo tuve la suerte de trabajar con José Luis García Pérez, al que admiro mucho.

  • ¿Cómo fue tu experiencia en esta ficción diaria?

Interpretaba a un personaje muy bonito porque se daba como una doble moral (por así decirlo). Era el abogado de José Luis García Pérez en la serie, pero luego tenía otros intereses. Con lo cual, yo creo que estos personajes que esconden cosas que tiene como subtexto y muchas veces no es lo que aparentan, son muy atrayentes para un actor porque todo lo que se pueda trabajar por debajo del texto, es muy interesante. Al menos para mí.

  • Posiblemente el papel más destacado por el que todos te recuerdan y reconocen es en ‘Acacias 38’, ¿qué ha supuesto esta ficción en tu carrera? 

Sobre todo, porque llevamos casi 1.300 episodios. Es una barbaridad. Yo jamás me imaginaba que podría estar tanto tiempo.

Es verdad que el ritmo de ‘Acacias 38’ es frenético, pero hay tan buen ambiente de trabajo que eso hace que vayas a trabajar contento. Desde los directores, producción, realización, técnicos, actores… todos somos una familia. Es una maravilla poder ir a trabajar aso porque te levantas cada día con una sonrisa, estás haciendo lo que te gusta en una serie que está funcionando desde hace 5 años. Eso es de agradecer, trabajar en ‘Acacias 38’ es que te toque la lotería.

  • ¿Te ha gustado la evolución del Felipe Álvarez-Hermoso a lo largo de la serie? 

Sin duda, Felipe Álvarez-Hermoso es uno de los personajes que más cariño le tengo, también por la trayectoria que ha tenido el personaje. De cómo empezó a cómo está ahora y todo lo que ha ocurrido.

Una serie diaria es muy dura, pero no he tenido tiempo de cansarme porque al personaje le han pasado mil cosas en estos 5 años. Y eso es también de agradecer a los guionistas.

  • ¿Ha sido complicado interpretar un mismo papel durante casi 1.300 episodios? 

Es difícil porque a veces hemos tenido que trabajar cosas bastante complicadas y con el poco tiempo que tenemos, imagínate. Desde que pasamos texto hasta que grabamos la secuencia pasan 45 minutos. Con lo cual tienes que llevar el trabajo muy bien hecho, el texto muy bien estudiado y llevar las cosas muy claras porque no hay prácticamente tiempo.

¿Es difícil? Sí. Pero ya llevamos 5 años y (como te decía) creo que el éxito de un actor es la relajación, estar relajado a la hora de trabajo. Y aquí lo estás porque hay muy buen rollo. Hacemos cosas complicadas en poco tiempo, pero como vamos relajados a trabajar, eso ayuda.

  • Has estado en ‘Yo soy Bea’, ‘Amar es para siempre’, ‘Acacias 38’, ¿es tan ajetreado el ritmo de rodaje de una serie diaria? 

Las series diarias siempre son muy complicadas por el ritmo de trabajo y sobre todo porque después de trabajar 12 horas, tienes que ir a casa a seguir estudiando para el día siguiente. Con lo cual es un ritmo frenético y complicado, pero “sarna con gusto no pica”. Estamos trabajando en lo que nos gusta, somos muy afortunados de estar trabajando cada día. Larga vida a las diarias, yo soy un gran defensor de las diarias.

  • Y, por último, ¿qué otros proyectos tiene Marc Parejo en el futuro de los que puedas hablarnos? 

Los últimos proyectos que tengo, aparte de seguir con la serie, es finalizar la gira de ‘24 horas de la vida de una mujer’ con Silvia Marsó y Germán Torres y tres músicos maravillosos. Hemos estado en el teatro la Abadia, estuvimos en Barcelona, vamos a ir a Nueva York ahora, ya estuvimos hace poco, pero volveremos.

Tengo una obra de teatro ahora para este año muy interesante pero no puedo decir nada. Solo que es de tres actores. Es una obra que tengo muchas ganas de hacer.. no puedo decir más (se ríe).

Deja un comentario