Como defender a un asesino

‘Cómo defender a un asesino’: Annalise y el misterio de la boda

Un año más, ‘Como defender a un asesino’ ha regresado a la parrilla televisiva de ABC y lo ha hecho con acierto. Las cosas han cambiado un poco desde el final de la cuarta temporada, los personajes se han tenido que enfrentar a ellos mismos y ver qué les depara el futuro más inmediato. [Contiene spoilers]

Lo ocurrido en el juicio colectivo ha hecho que Annalise Keating vuelva a ser respetada, admirada y un poco temida. Si en las temporadas previas vimos a una Annalise desorientada y algo perdida, ahora la abogada retorna con más garra que nunca. Veremos a Viola Davis en todo su esplendor, dirigiendo, mandando y siendo la reina de la serie como ella se merece.

Los personajes han avanzando mucho a lo largo de estos 4 años, unos más que otros. Unos han sabido tomar las riendas de su vida y otros siguen anclados en líos de faldas o de chicos como si fueran adolescentes. Algo un poco incoherente cuando han tenido que hacer frente a muertes, asesinatos, encubrimientos y un sinfín de quebraderos de cabeza que no corresponden a gente de su edad.

La quinta temporada de ‘Como defender a un asesino’ ha regresado a la parrilla de ABC

Si bien Michaela y Asher no están dando todo lo que pueden dar de sí mismos, Laurel y Connor han sabido poner en orden sus prioridades. De hecho, la quinta temporada hay un suceso que marcará el destino de todos los episodios, la boda de Oliver y Connor. Ambos han pasado por mucho y quieren un “felices para siempre”, pero un nuevo asesinato volverá a enturbiar su tranquilidad.

Me parece inteligente la manera de narrar que tiene ‘Cómo defender a un asesino’. Han repetido la misma fórmula en cada temporada: avanzar mediante flash forward un hecho relevante en pequeños retazos para después ver las consecuencias antes de acabar la temporada. Los cambios en el tiempo hacen que te aproximes a ello sin saber nada, mientras intentas adivinas qué ocurre en el presente.

La temporada acaba de empezar pero si continúan por esa línea, yo seguiré enganchado a lo que nos tengan que decir. Aún hay diversas preguntas e incógnitas que empezarán a resolver de manera moderada, cómo la aparición del “hijo prodigo” que tambaleará los cimientos de muchas relaciones. Por ahora yo me quedo a defender a los asesinos que haga falta con Annalise Keating.

Deja un comentario