Cosas que hacer antes de morir

18 cosas que nos gustaría hacer antes de morir

Tal vez esta lista existan demasiados deseos todavía por sumar a una lista muy personal, pero estoy seguro que estos sueños por alcanzar son compartidos por la mayoría de los lectores. Estas son mis 18 cosas que me gustaría hacer antes de morir, ¿empezamos a  luchar para conseguir cada uno de esos objetivos?

1. Pisar los 7 continentes

Nos gusta viajar, nos encanta descubrir nuevas culturas y conocer las costumbres de los países más recónditos del planeta, pero ¿eres el viajero numero uno? Podrás serlo si consigues poner un pie en cada continente y seguro que la Antártida se convierte en el reto final que alcanzar. Si lo ves muy complicado, al menos intenta viajar a tu destino favorito, ese que con el que siempre has soñado.

2. Lanzarte en paracaídas

Si te van las emociones fuertes, lanzarte en paracaídas debe estar la primera de tu lista. Puenting, descenso de rápidos, tirolina y otro tipo de actividades extremas no tienen comparación a la adrenalina generada en una caída directa desde avión a tierra firme. ¿Se abrirá el paracaídas? ¿Controlarás la caída? ¿Tendrás un buen aterrizaje? Todas esas preguntas son la base de los intrépidos que se arriesgan.

3. Trabajar como voluntario

Si te gusta ayudar a los demás y dar un donativo se queda corto, tal vez puedas probar algo mayor como trabajar de voluntario. Apúntate a una ONG y viaja donde de verdad se necesite tu colaboración para apoyar a los más desfavorecidos. Es una experiencia única e irrepetible que cambiará tu vida y te hará valorar las cosas desde una perspectiva completamente distinta.

4. Escribir un libro

Una página bien escrita, un relato corto para presentar a un concurso literario, un capítulo de introducción y cuando te has dado cuenta tendrás en marcha tu primer libro. Si vas a empezar en este mundo tan complicado, asegúrate de tener un texto que te importe de verdad y del que sentirte orgulloso. La manera de materializarlo en papel ya es otra cuestión aparte (y daría para un artículo entero).

5. Hacerte un tatuaje

Puede parecer algo estúpido dentro de esta lista de ‘deseos-retos’ para cumplir antes de morir y sin embargo es algo que todos hemos pensado alguna vez. ¿Qué me hago? ¿Dónde me lo hago? Un tatuaje es para toda la vida, hay que saber escoger muy bien el dibujo o las palabras que tendrán un lugar en tu piel para siempre. De ahí que desde siempre muchos no nos hayamos atrevido a dar el paso…

6. Aprender otro idioma

Es la asignatura pendiente de cualquier español, los idiomas nos dan dolor de cabeza y lo sabemos. Da mucha pereza empezar o retomar las clases de inglés (francés o alemán) por quinta vez consecutiva si no ves resultados, pero cuando vas al extranjero y ves que la mímica no ayuda a expresarte correctamente, es posible que quieras poner un poco más empeño en cada lección.

7. Correr un maratón

Un objetivo que pocos cumplen a lo largo de su vida y muchos deseamos hacer realidad. Cuando comienzas a hacer deporte en el gimnasio, tu actividad y forma física mejora a medida que vas superando objetivos y metas. Para mí, el máximo sería correr un maratón: un total de 42,1 km. que se interponen de la salida a la meta y supondrían una satisfacción personal increíble para todos los que disfrutamos haciendo deporte.

8. Crear una empresa

Es arriesgado, atrevido y temerario pero en los días que corren quizás la solución de dar con ese trabajo ideal pasa por crear tu propio negocio. Una buena idea, un poco de dinero extra para empezar y ya puedes ponerte manos a la obra para descubrir eso de “ser empresario”. Un concepto muy criticado desde el otro lado de barrera que cambia cuando la empresa es tuya.

9. Montar en elefante

Seguro que de pequeño disfrutabas cuando en el colegio visitabas esa granja-escuela cargada de animales que jamás habías visto. Si un poni fue el reto de pequeño y un caballo lo fue en la adolescencia, ahora sueña con algo más grande. Personalmente montar en elefante es fascinante, una experiencia que jamás podrás borrar de tu mente.

10. Surfear

Vivir en el centro hace que las actividades de playa-mar-agua tengan un atractivo especial y no hace falta dominarlas por completo para pasar un rato entretenido con los amigos. Windsurf, motos de agua y surf podrían ser algunas asignaturas pendientes para disfrutar antes de que sea demasiado tarde, antes de que tu condición física no sea la idónea o estés casado con tres hijos y sin tiempo libre para ti.

11. Ir a un festival de música

¿Rock? ¿Pop? ¿Electro? ¿Inddie? ¿Jazz? Cualquier tipo de música ha desarrollado interés global a lo largo de los años, solo hay que saber buscar bien para dar con el festival perfecto, disfrutar del ambiente y tus cantantes favoritos. Éste puede ser un doble objetivo si el festival está en el extranjero, lo cual te ayudará a conocer nuevas culturas.

12. Tener un hijo

Nacer, crecer, reproducirse y morir. Así es el ciclo de la vida y como seres humanos tener un hijo siempre se coloca en las metas máximas que alcanzar. Quizás primero quieras conocer a la persona ideal, casarte, comprarte una casa, convivir y tener una estabilidad, pero ya no es necesario todo ello si de verdad tienes grandes deseos de ser padre/madre.

13. Escalar una montaña

Si no te gusta ir al gimnasio o ponerte a correr en la cinta sin llegar a ninguna parte, tal vez lo tuyo es el aire puro. Ponte el chándal y emprende tu camino hacia la montaña, un reto donde tu cuerpo se someterá a un gran estrés por la pendiente y donde conocerás como es tu equilibrio, tu fuerza y tu resistencia. Escalar una montaña tiene muchos beneficios, solo tienes que descubrirlos

14. Aprender a tocar un instrumento

Si no eres empezaste a componer a una edad temprana como Mozart o Vivaldi y ni siquiera has podido tocar unos acordes con la guitarra, lamento decirte que la habilidad musical no está en tus genes. No vas a pasar años en la escuela de música, pero al menos intenta aprender a tocar una pieza sencilla para sorprender a los tuyos. La mía será el Para Elisa de Beethoven.

15. Bucear en la Gran Barrera de Coral

Bucear en una piscina o en el mar es (relativamente) sencillo, una actividad al alcance de cualquier aficionado; si te atrae este mundillo submarino da un paso más allá y ponte un reto mayor como bucear en la Gran Barrera de Coral, es el mayor arrecife de coral del mundo. Lo malo es que tendremos que ahorrar un poco ya que viajar hasta Australia no es precisamente barato.

16. Asistir a unos Juegos Olímpicos

Las ligas, campeonatos europeos o mundiales de cualquier disciplina deportiva son las competiciones donde cada equipo pone en juego sus mejores armas sobre el terreno de juego. Sin gustarme ver deportes en la televisión, reconozco que sería interesante asistir al menos una vez a los Juegos Olímpicos, un conglomerado deportivo donde todos los atletas tienen un objetivo común: representar a su país de la mejor manera posible.

17. Adoptar una mascota

Los animales son una parte importante de nuestro hogar, aquellos que nos hemos criado con ellos siempre echamos en falta tener a una mascota cerca. Antes de ir a la tienda más cercana (lo cual tampoco es malo) puedes optar por adoptar una mascota. De esta manera todo el mundo gana y habrás formado un hogar para un animal que de verdad lo necesita.

18. Comer platos diferentes

Explorar diferentes aspectos de tu vida también pasa por probar cosas nuevas en la cocina. Como apasionado de la comida (sin ser un Chicote) es divertido degustar nuevos manjares, experimentar con las texturas de la comida y las sensaciones que pueden producirte los diferentes platos. Conocer mundo te ayudará en este aspecto.

Estas son 18 cosas que a mí me gustaría hacer antes de morir, ¿cuáles son las vuestras?

Deja un comentario