Veronica Mars

‘Veronica Mars’: Kristen Bell cautiva a los fans

Marshmallows la película de ‘Veronica Mars’ ya está aquí. Ha habido caminos pedregosos e inestables sin saber si llegaría finalmente a las salas de cine (en algunos países ni eso) pero por fin lo han conseguido. La serie fue corta e intensa, y dejó un mal sabor de boca sin tener un final adecuado; un sabor que han endulzado correctamente con el film.

Director y actores llevaban detrás de su realización bastantes años, momentos en los que los aficionados hemos esperado y desesperado por cada noticia que surgía. Pese a ser una serie minoritaria y de culto para muchos, Veronica Mars puede presumir del elenco de fans que tiene a su alrededor. Unos fans que han hecho posible este largometraje gracias a sus aportaciones (recaudaron casi 6 millones de dólares) y seguro que estarán contentos con el resultado.

‘Veronica Mars’ no era una chica joven cualquiera; entre apuntes, exámenes y amoríos varios sacaba tiempo para ayudar a su padre como detective privado. Su mejor amiga fue asesinada, estuvo ‘involucrada’ en el extraño accidente de un autobús y quiso ir a la universidad para formar parte de FBI. Así de incompletas quedaron las cosas cuando nos despedimos de ella, sin conclusión, sin final y sin saber qué ocurriría.

En la película han pasado 10 años desde que abandonó Neptune y está a punto de conseguir un gran puesto como abogada en Nueva York. Las cosas no le han ido mal hasta que recibe la llamada de Logan (su ex) y vuelve a casa para ayudarle en la muerte de su novia. Cuando cambia los trajes estirados por su ropa antigua, su bolso viejo y se echa su cámara de fotos al hombro sabíamos que nuestra Veronica Mars estaba de vuelta.

Rob Thomas se ha valido del sentimiento positivo de los actores secundarios para incluir cameos de muchos personajes y la reunión de ex alumnos es la excusa perfecta. A los nuevos espectadores les resultaran insignificantes y un recurso fácil, a los antiguos visionarios les encantaría como se incorporan a la trama y conducen sus roles por otros derroteros. Mac, Gina, Wallace, Dick, Piz o Weevil son un claro ejemplo.

Kristen Bell vuelve a meterse en la piel de Veronica Mars, un personaje que nunca le abandonará porque es el papel que mejor sabe hacer. Kristen Bell será siempre Veronica Mars y Verónica Mars no sería nadie sin Kristen Bell. Quizás dentro de la intensidad de la trama dramática me hubiera gustado ver más toques de humor, de frases ingeniosas y de las charlas paternofiliales (con Enrico Colantoni), sello indiscutible de la serie.

Su duración se hace corta, siendo un episodio alargado hasta el extremo y una manera satisfactoria de continuar la serie. Su voz en off nos traslada a los días en los que ‘Verónica Mars’ era sólo una adolescente batallando con bandas rivales y aventuras extramatrimoniales, pero ha crecido, ha madurado y por fin ha conseguido encontrarse a sí misma.

  • Artículo publicado originariamente en La Vanguardia.
  • Fecha: 18 de marzo de 2014.