The 100

‘The 100’, la joya encubierta de The CW

La espera ha sido demasiado larga. Después de tantos meses algunos estábamos desesperados por saber cómo seguirían las aventuras de ‘The 100’, una de las mejores series que tiene en la actualidad el canal The CW. Un exponente seriefilo muy poco valorado y que se encuentra entre lo mejorcito que tienen en emisión hoy en día.

La cadena puede presumir de tener algunas series que se han colado en nuestros hogares en muchísimas ocasiones, pese a no haber ganado premios. ‘Embrujadas’, ‘Gossip Girl’, ‘One Tree Hill’, ‘Smallville’, ‘Las chicas Gilmore’ son un ejemplo, a las que podríamos añadir las recientes ‘Crónicas Vampíricas’ o los héroes ‘Arrow’ y ‘The Flash’. No son las únicas, otras han llegado para quedarse como ‘Jane the Virgin’ y la magnífica ‘The 100’.

Después de mandar en una misión suicida a 100 delincuentes y corroborar la habitabilidad en la superficie, arriesgarse a caer desde el cielo porque en el Arca la vida comenzaba a apagarse y llegar a tierra firme para ver que su salvación era un hecho; los protagonistas tuvieron que lidiar con los terrícolas que lucharán para que la gente del cielo no enturbie su paz.

La tercera temporada de ‘The 100’ arranca con nuevos problemas, más incógnitas y otros enemigos que se acercan en el horizonte. Arkadia es su nuevo hogar, un lugar comandado por Abi y Marcus que continúan buscando a una Clarke desaparecida tras los acontecimientos vividos en Mount Weather. Mientras ellos intentan dar con ella, la Nación del Hielo ha puesto precio a su cabeza ya que se dice que quien la mate recibirá el poder que ella contiene.

La ficción ha sabido aglutinar diferentes historias, dando prioridad a los problemas personales de los personajes e intercalando los momentos emotivos con escenas de lucha, acción y tensión. Afortunadamente no se olvidan de ellos, siguen evolucionando lejos del drama adolescente post apocalíptico que vimos en los primeros episodios de la primera temporada. Bellamy, Octavia o Jasper son las mejores muestras en este sentido.

Todos tienen un propósito final, igual que Thelonious al dar con la Ciudad de la Luz y vivir en un mundo de luz y color. Algo que parece una utopía, convirtiendo su trama en la más insustancial y sin sentido de toda la serie. Solo espero que al final tenga relación con el futuro del resto de personajes porque sino…

Sin duda ‘The 100’ ha sabido ganarse al público con historias incomparables que van más allá del amor o la amistad, tramas que tienen que ver con la supervivencia y aquello que una persona está dispuesto a hacer para continuar con vida. Un mensaje que llega alto y claro y es bien recibido por el público ya que no es la serie típica de The CW, va más allá y merece la pena darle una oportunidad.

  • Artículo publicado originariamente en La Vanguardia.
  • Fecha: 11 de febrero de 2016.

Deja un comentario