Por qué “Embrujadas” no debería tener un reboot

A lo largo de los años se ha convertido en una costumbre la llegada de remakes, reboot y continuaciones de series que fueron importantes en el pasado. Ahora quieren que “Embrujadas” se una a esa extensa lista de nuevas ficciones que regresan a la pequeña pantalla con una nueva serie. Aunque tal vez no estemos ante la primera ni ante la última, las Halliwell forman parte de esas series clásicas de los 90 que como muchas otras, no deberían tocarse.

Los rumores comenzaron el año pasado con una ficción que planteaba el regreso a los orígenes de las Halliwell, una ficción que se adentraría en el pasado de la estirpe de brujas y ahondaría en el pasado y en la concesión de sus poderes en los años 70. Nos puede gustar más o menos la sinopsis, pero la relación con las actuales protagonistas estaba ahí y la conexión con el espectador podría ser interesante.

Nueva serie, nueva sinopsis, nueva ambientación

La serie quedó descartada y otro año más vuelven a sorprendernos con la información de un episodio piloto que tiene como referencia a “Embrujadas”, un reboot en toda regla de lo que quieren que sea.  Lo que hemos conocido es que serán “tres hermanas en una ciudad universitaria que descubren que son brujas. Entre vencer demonios sobrenaturales, derribar el patriarcado y mantener los lazos familiares, el trabajo de una bruja nunca termina”.

Cuando una serie concluye de la manera que lo hizo Embrujadas (con un final acertado) la única manera en la que podría continuar sería con un spin-off de alguna de las hermanas, de los hijos de Piper (como se planteó) o una precuela de cómo ocurrió todo y cómo las Halliwell se transformaron en las brujas que eran hoy en día.

Un reboot universitario con chicas con las hormonas revolucionadas no es un homenaje a la serie original como se quiere vender, es aprovecharse de la marca que las vio nacer creando algo totalmente diferente. Estas son algunas de las razones por las que las que un reboot de “Embrujada” es una MALA IDEA:

  • Una serie de adolescente más: la premisa nos hace presagiar que The CW solo quiere otra serie juvenil más para añadir a su contenido y le da igual poder estropear el nombre de una ficción que fue importante para algunos de nosotros. Series de adolescentes hay muchas y en el pasado una con poderes no les funcionó demasiado bien, “The Secret Circle” solo tuvo una temporada en antena.
  • Clichés juveniles universitarios: si quieren una serie adolescente con sus típicos problemas, con sus líos amorosos, sus hermandades universitarias, sus estudios, sus exámenes, sus affair con profesores y tantos  y tantos clichés que hemos visto ya en decenas de series, que no la llamen el reboot de “Embrujadas” porque de Embrujadas no tiene nada.
  • Sin toque adulto distinguido: si analizamos correctamente la premisa, queda desdibujada la conexión que podría tener con la ficción original. “Embrujadas” se ganó el afecto del público por dar un paso adelante en la vida adulta de las protagonistas, en darles otras preocupaciones más maduras y no convertirse en una “típica” serie para adolescentes.
  • Posible imitación de otras series: “Sabrina, cosas de brujas” o “Buffy” fueron dos series de ciencia ficción que narraron con acierto el paso del instituto a la universidad donde los protagonistas tenían que lidiar con estudios, exámenes, demonios y vampiros al mismo tiempo. Podrían ser un espejo en el que las buenas brujas se reflejen para tratar los temas típicos de la vida universitaria cargada de magia.

Poco después del cierre de las cierre de las Halliwell, Lifetime lanzó su intentó con “Witches of East End” que tenía más similitudes que el reboot que nos quieren vender como la nueva “Embrujadas” y tampoco funcionó. ¿Qué les hace pensar que podría cuajar este nuevo poder de tres si hace años no lo hizo algo tan parecido? Dejemos a las series míticas en el lugar que les corresponde, sin estropearlas, sin desdibujarlas y sin que nadie las toque para dañarlas.

Deja un comentario