‘Lost’ es una de las mejores series de la historia

¡Sí! ‘Lost’ es una de las mejores series de la historia de la televisión, le pese a quien le pese. No es ‘The Wire’, ni ‘Los Soprano’, ni ‘Breaking Bad’ o ‘Mad Men’ porque ‘Lost’ es ‘Lost’ y nadie puede quitarle nunca ese calificativo tan particular tras idear algo difícil de explicar y con naturaleza propia. Se ha ganado a pulso entrar en los mejores rankings por todo lo que fue, todo lo que rodeó a la ficción y lo que seguirá siendo.

‘Lost’ está de aniversario en el año que se emitió el primer episodio en abierto (el 22 de septiembre) y aprovechó la reunión de varios actores y productores en el PaleyFest 2014 para echar la vista atrás. Es hora de ver qué nos ha dejado, por qué ‘Lost’ es una de las series más reconocidas del panorama y siempre la recordamos cuando hablamos de grandes ficciones de la televisión.

El 2004 nacía una serie en apariencia normal: un grupo de gente en una isla desierta que debe aprender a convivir después de que su avión se estrelle. No era algo que no hubiéramos visto antes en diversas películas, pero también trataba sobre personasperdidas que buscaban un significado y un propósito en su vida. Ahí es cuando la cosa empieza a complicarse.

Observamos cómo los flashback dotaban a la serie de gran identidad (después lo harían los flashforwards y los flash-sideways), cómo es posible mezclar el drama con la ciencia ficción, cómo no todo son comedias y dramas policiales, cómo es posible enganchar al espectador con la trama simple y cómo los actores son la base de la historia, siendo escogidos de manera selectiva para sumar un casting espectacular (todos y cada uno de ellos). Así es ‘Perdidos’.

Hay momentazos de ‘Lost’ que jamás podremos borrar de nuestra mente: a Charlie escribiendo ‘Not Penny’s Boat’, a Jack diciendo ‘We have to go back, Kate’, los viajes en el tiempo de Desmond, descubrir la escotilla y los números malditos, el accidente del vuelo 815 de Oceanic, el descubrimiento del humo negro y (sobre todo) las tristes despedidas de personajes muy queridos. Aquí aprendimos a no encariñarnos con nada ni con nadie.

Pocas son las series que nos han mantenido en tanta tensión, necesitando nuestra dosis semanal de 42 minutos. Si algo podemos criticar a los artífices de ‘Lost’ (en su mayoría Damon Lindelof y Carlton Cuse) es la falta respuestas. La acumulación de misterios, de incógnitas y de preguntas hizo que la serie se despidiera sin darnos las aclaraciones que necesitábamos.

Hace varios años desde que terminó y lo cierto es que existen aún ecos contradictorios respecto a la serie y su discutido final. Unos proclaman su genialidad de principio a fin, otros que concluyó sin ser quién era, algunos que decepcionó como el desenlace de ‘Los Serrano’ y otros pensamos que viendo lo ocurrido con perspectiva fue un final adecuado. Una trama tan complicada era difícil de terminar cumpliendo con las expectativas de todos, el momento de reencuentro espiritual  estuvo magnífico.

  • Artículo publicado originariamente en La Vanguardia.
  • Fecha: 20 de marzo de 2014.

2 Comentarios

Deja un comentario