13 series que cambiaron la forma de tratar a los personajes femeninos en TV

A lo largo del tiempo las mujeres han ido ganando más protagonismo en la sociedad, afortunadamente la figura femenina evolucionó de manera favorable hasta igualdad la notoriedad con la que contaba el hombre. En las series de televisión ocurre algo muy parecido a la transformación social vista a lo largo de los años y también han sabido adecuarse a los tiempos.

Hoy 8 de marzo, cuando se celebra el Día Internacional de la Mujer, desde FormulaTV.com hacemos un repaso a algunas series que de una forma u otra, cambiaron la forma de tratar a los personajes femeninos: por la liberad sexual, la introducción de la mujer en el sector laboral, la multiculturalidad entre los personajes femeninos o el crudeza de alguien que es diferente por algún motivo.

13. ‘Glee’

Las series de adolescentes siempre ha sido importantes para la industria televisiva pero ‘Glee’ cambió un poco la perfección que teníamos sobre ellas. El interés de las mujeres deja de ser puramente sexual para mostrar una diversidad aplastante que tiene mucho que ver con la sociedad del siglo XXI.

Nadie se creía que los únicos chicos que hubiera en un instituto fueran los del equipo de futbol que salían que las animadoras. Ryan Murphy quiso mostrar la diversidad en todos sus sentidos con chicas frías con sentimientos, ególatras, que visten de los años 20, son tímidas o promiscuas y que pese a todo supieron conservar su identidad.

12. ‘Sexo en Nueva York’

Carrie, Charlotte, Miranda y Samantha son cuatro amigas que comparten la experiencia de sus vidas. Acabaron sus estudios, son independientes económicamente, tienen un trabajo estable y una posición acomodada pero viven solas sin nadie que les acompañe. O al menos así es como comenzaba la serie de HBO.

Al principio puede parecer una serie más, sin embargo ‘Sexo en Nueva York’ rompió muchos esquemas al hablar sin filtros de muchos temas tabú como la homosexualidad, el aborto o el cáncer; pero sobre todo es conocida por la libertad sexual de cada una de ellas, algo poco visto hasta la fecha.

11. ‘El Ministerio del Tiempo’

Aunque la serie creada por Pablo y Javier Olivares está ambientada en el siglo XXI, los personajes de ‘El Ministerio del Tiempo’ viajan a diferentes épocas para acabar con las amenazas el pasado y preservar el futuro. Así lo han mostrado con los personajes ya que cada uno tiene una personalidad concreta basada en su propia época.

Los personajes femeninos eran tratados como débiles a los que ayudar, rescatar y salvaguardar como una damisela en apuros. Amelia Folch (Aura Garrido) demuestra un cambio evolutivo donde las mujeres dejan de ser meras acompañantes y no están a expensas de lo que el hombre diga. Ella es capaz de dirigir la mayoría de las misiones debido a su fuerte intelecto.

10. ‘Mad Men’

‘Mad Men’ está ambientada en los años 60, una época bastante complicada para las mujeres cuya concepción preconcebida eran de amas de casa y madres. Sin embargo el personaje de Peggy dado un salto adelante al reflejar la introducción de la mujer en el ámbito laboral.

Recrea a la perfección los problemas a los que se enfrentaron cuando intentaban tener más responsabilidad, los chantajes a los que eran sometidas, las burlas constantes, las bromas pesadas e incluso el acoso sexual al que se exponían solo por ser mujeres. Peggy es una mujer valiente, independiente y ambiciosa que no se conforma con barrer su casa, tener un marido y criar a sus hijos, quiere algo más y lucha por ello.

9. ‘Girls’

Lena Dunham puede ser querida y odiada a partes iguales pero nadie podrá recriminar a la actriz y creadora de ‘Girls’ que no haya intentando mostrar a chicas normales y corrientes. HBO cuenta la historia de cuatro chicas que sobreviven en el difícil mundo laboral mientras sus vidas amorosas nunca pasan por un buen momento.

La máxima gracia de la serie es mostrar la modernidad del siglo XXI en las mujeres protagonistas, roles muy diferentes del sector femenino donde cualquiera pueda sentirse identificada con alguna de ellas. Cánones de belleza, líos amorosos, despidos laborales, desnudos, sexo o promiscuidad son algunos de los tabúes con los que ‘Girls’ acaba.

8. ‘Buffy, la cazavampiros’

En la actualidad es común encontrar a mujeres protagonistas convertidas en auténticas heroínas de una ficción donde el personaje femenino es el máximo exponente. Ocurre muy a menudo pero antes no era tan común observar a heroínas que luchaban contra todo y enganchaban episodio a episodios por su fuerza a través de la pantalla.

En una época donde la figura masculina tiene mucho más peso que ahora, nació ‘Buffy, cazavampiros’ una de las primeras heroínas de verdad. Ella fue capaz de enfrentarse a cualquier problema, no presentó debilidades y tuvo que sobreponerse a sus desgracias personales por el bien mayor. Una heroína de los pies a la cabeza, a la que siguieron la estela las queridas ‘Embrujadas’.

7. ‘Orphan Black’

La serie comienza con el suicidio de Beth Childs, se arroja a las vías del tren y Sarah tomará su identidad cuando descubre que son prácticamente dos gotas de agua. Desde ahí se dará un entramado de misterio, intriga y el descubrimiento de clones que son exactamente igual que ella; una historia que ha conseguido enganchar al espectador y donde Tatiana Maslany hace una interpretación sobresaliente.

‘Orphan Black’ se transforma en un ejemplo para ver a personajes femeninos situados en diferentes estatus de la sociedad. Son amas de casa, asesinas, grandes empresarias, jefas de laboratorios… cabezas pensantes en trabajos que antes solían estar dominados por hombres y donde ahora es la mujer quién comienza a ganar el terreno que le corresponde.

6. ‘Yo soy Bea’

El mundo laboral suele estar dominado por gente que podría pasar por modelo de pasarela, o al menos esa parecer ser la idea vista en casi todas las series. Desde su versión original (‘Yo soy Betty, la fea’) a sus diferentes adaptaciones alrededor del mundo, la belleza femenina toma un nuevo rumbo en la serie ‘Yo Soy Bea’.

La ficción quiere romper con los cánones de belleza, instaurando un nuevo modelo en el que nadie debe ser guapa para obtener un trabajo. Bea consigue introducirse en una revista de moda por su intelecto y no por su físico, lo cual es avance y un cambio sustancial en los cánones establecidos para los personajes femeninos más agraciados que suelen poblar los pasillos de la redacción.

5. ‘The L Word’

Su propio título ya estaba plagado de una nueva concepción para la cultura seriefila de aquella época. “L” es una palabra tabú que significa “lesbian” en países de  habla inglesa, donde a veces hacer referencia a la homosexualidad femenina se considera algo incómodo, peyorativo y negativo.

De ahí que ‘The L Word’ tuviera tanta importancia para los nuevos roles femeninos de la sociedad actual, contando la vida femenina de un grupo de amigas lesbianas sin ningún tipo de tapujo. La ficción describe con todo lujo de detalles los estereotipos sobre ellas, de la misma manera que hicieron series como ‘Queer as Folk’ o ‘Looking’ con el sector masculino.

4. ‘Transparent’

Un juego de palabras muestra por qué razón Amazon triunfó el año pasado con una serie querida por todos. ‘Transparent’ quería contar cómo se trata la transexualidad o el transgénero desde el punto de vista de un profesor jubilado que está cansado de fingir alguien que no quiere ser.

Mort se transforma en Maura y decide confesar a su familia cómo se siente en su interior. La parte importante se centra en la reacción de sus más allegados, en las relaciones con su familia y amigos y la normalización de un hombre que se siente mujer y no quiere ocultarlo al mundo. Un paso adelante que rompió todos los moldes la temporada pasada.

3. ‘Homeland’

Hay personajes que hacen famosas a las actrices y actrices que recobran su estatus de grandes estrellas gracias a determinados personajes. El segundo caso es el de Claire Danes con Carrie Mathison en ‘Homeland’, una mujer que es más peligrosa por su condición personal-emocional que por su trabajado como agente de la CIA.

La ficción dio el bombazo en su primera temporada ganando todos los premios posibles, enseñando al espectador otro sector femenino. Cambiaron la forma de pensar de las mujeres trabajadoras que se enfrentan a sus problemas emocionales, depresiones y enfermedades, condiciones capaces de jugar con su vida y ponerlo todo patas arriba. Y a pesar de todo saben salir adelante.

2. ‘My Mad Fat Diary’

Ser diferente a veces está bien, pero otras es un auténtico suplicio. En ‘My Mad Fat Diary’, Rachel escribe un diario tras de pasar una dura etapa en un hospital psiquiátrico. Con ese título es comprensible que su peso se convierte en una de las tramas principales de la serie, dando importancia a la gente con sobrepeso como hicieron otras sitcom como ‘Huge’ o ‘Mike & Molly’.

Su peso llegará a condicionar su vida, teniendo como objetivo el ser aceptada por su entorno. Tiene un sentido de humor mordaz sin edulcorar la realidad, tratando un rol femenino que no ha sido muy explotado y cambia la percepción al tratar al personaje de una manera tan realista. Hace años hubiera sido algo impensable.

1. ‘Orange is the new black’

Cuando Piper entró en prisión, nunca hubiéramos imaginado la cantidad de historias que convencerían al espectador en la serie ‘Orange is the new black’.  Una pija que coqueteó con las drogas y el lesbianismo era condenada a prisión por traficante y tendría que observar la amplia tipología de mujeres que pueden poblar el sistema penitenciario en América.

‘Orange is the new black’ es un buen ejemplo para mostrar la libertad sexual y la multiculturalidad norteamericana respecto a la mujer donde conviven latinas, blancas, negras, asiáticas y un sinfín de estereotipos que los espectadores poseen del sector femenino y siempre están vagamente representado en las ficciones.

  • Artículo publicado originariamente en FormulaTV.
  • Fecha: 8 de marzo de 2016.

Deja un comentario